Noticias En vivo
Real Madrid

En el Real Madrid no consuelan ni los pinchazos del Barcelona: “Estamos dejando escapar La Liga”

11:50 GMT-5 08/10/18
SERGIO RAMOS REAL MADRID ATLETICO MADRID LALIGA
El club blanco asiste preocupado y decepcionado ante el desilusionante arranque de temporada. El Clásico, fecha límite para mejorar.

LA INTRAHISTORIA
El pasado sábado, tras perder en Mendizorroza, y con toda la decepción posible tras sus palabras, el capitán Sergio Ramos analizaba la crisis del Real Madrid bajo la perspectiva de que estaban tres puntos por detrás del liderato. Tres puntos. Directamente. Esto es, dando por hecho que el domingo se alejaría el Barcelona en la cabeza de la tabla. No fue así, sin embargo. Un nuevo empate blaugrana –son cuatro jornadas consecutivas en La Liga sin conocer la victoria-, dejó la parte noble de la clasificación en manos del Sevilla, y el Real Madrid bajó a la cuarta posición, pero a sólo dos puntos del liderato. La crisis blanca del sábado era ya algo menos crisis veinticuatro horas después, compartiendo obituarios con el Barcelona en los medios, después de que el Atlético hubiera superado ya también su momento de crisis al inicio del curso. 

ASÍ ESTÁ LA CLASIFICACIÓN

Eso sí, la crisis sólo es menos crisis sobre el papel. Y es que, según ha podido comprobar Goal, el descontento y la decepción no han amainado en el Real Madrid lo más mínimo del domingo al lunes. O al menos, no por el empate culé en Mestalla. La historia del club blanco se escribe sobre una auto-exigencia superlativa, y si bien es cierto que los pinchazos de sus rivales directos han permitido al equipo blanco que su objetivo del título siga matemáticamente intacto, como defiende Julen Lopetegui, por otro lado ahondan en la oportunidad que está perdiendo el propio Real Madrid para desmarcarse en la clasificación. “Estamos dejando que se nos vaya La Liga”, comentan a Goal fuentes autorizadas del club blanco.

Y es que la preocupación por el momento actual es máxima en Concha Espina. Y los pinchazos al otro lado de la acera amortiguan la caída de alguna manera, pero no significan automáticamente una mejoría directa del Real Madrid. El lema del ‘mal de muchos, consuelo de tontos’, no sirve. No al menos en el Santiago Bernabéu, que asiste angustiado a un inicio de curso indiscutiblemente desilusionante. “Tenemos que mejorar mucho”, sentencian en Goal sin querer escudarse en las inercias de otros equipos.

Ni algunas estadísticas, ni las lesiones, ni los continuos infortunios de los que hablaba el técnico blanco en la sala de prensa de Mendizorroza tras la derrota ante el Alavés son un parapeto suficientemente sólido tampoco para explicar la sequía de goles y victorias de los últimos cuatro partidos. La estrepitosa caída después de sublimar el fútbol ante la Roma, para batir récords negativos de hace más de tres décadas, ha sembrado de dudas en el club blanco el proyecto de Julen Lopetegui, quien ya inició el curso con otra decepcionante derrota en la Supercopa de Europa.

Mientras tanto, los propios jugadores del Real Madrid se han posicionado del lado del actual técnico blanco, dándole su apoyo públicamente. Varane ya dijo en Vitoria que estaban “encantados” con Lopetegui, mientras que Ramos tildó de “locura” echar ahora al entrenador blanco. Otros jugadores como Isco, Nacho Fernández o Toni Kroos también mostraron posteriormente en redes sociales su convencimiento de que podrán revertir la negativa situación. No les queda otra. Al menos, si quieren que Lopetegui se mantenga al mando del vestuario. Una opción que pasa por mejorar los resultados de manera radical y con efecto inmediato. Porque ya son muchas manchas en el currículum, y el Clásico aguarda tras la esquina. El 28 de octubre, concretamente. Una fecha señalada en rojo en el calendario de todos los madridistas. Y especialmente, en el de Lopetegui y en el de los mandatarios del Real Madrid.