El vergonzante #10yearschallenge del Sevilla en el Santiago Bernabéu

Comentarios()
GETTY IMAGES
Los de Nervión no puntúan en el coliseo blanco desde 2009, acumulando 13 derrotas seguidas entre LaLiga y la Copa del Rey.

El fenómeno viral de la semana ha sido el #10yearschellenge. Las redes sociales se han llenado de fotos que mostraban cómo ha cambiado la gente en la última década e incluso los equipos de fútbol se han animado a postear cómo han evolucionado sus vitrinas, en 2009 el Real Madrid sólo tenía 9 Copas de Europa y el Sevilla 2 Europa League.

Sin embargo, el #10yearschallenge del Sevilla en el Santiago Bernabéu se han convertido en el día de la marmota. El aficionado sevillista, al más puro estilo de Bill Murray en Atrapado en el Tiempo, ya sabe que el pleito como visitante ante el conjunto merengue acabará con derrota, algunas por goleada, otras, las que menos, por la mínima, pero siempre con el enfado de una afición cansada de que su equipo baje los brazos en los grandes escenarios.

El artículo sigue a continuación

Desde diciembre de 2008 cuando ganó por 3-4 en Chamartín, el Sevilla ha acumulado 13 derrotas en el Bernabéu, 11 en LaLiga y 2 en la Copa del Rey y ha encajado la increíble cifra de 42 tantos, es decir, una media de más de 3 goles recibidos en cada uno de sus duelos. Pese a todo, la del curso 2018-2019 no pasará a la historia como una de las peores pero sí sigue llenando un historial de malas tardes que empieza a colmar la paciencia del aficionado.

El Sevilla, que compitió bien en la primera parte aunque sólo tuvo una ocasión clara que falló Escudero, fue un pelele en las manos del Madrid en el segundo acto. En parte porque el Real Madrid jugó uno de los mejores partidos del curso de la mano de un gran Modric pero también porque el balón quemó a sus jugadores en los píes en los más momentos más comprometidos, incluidos a los futbolistas de más talento y que buscan renovar como Sarabia y Banega.

Tampoco estuvo muy atinado Machín, que tardó en hacer los cambios y lo fió casi todo en la solidez que estaba mostrando su defensa gracias al gran partido de Carriço y Kjaer pero que se desmoronó tras el golazo de Casemiro para el que no tuvo respuesta posible. Sea por 7-3 como en 2013, por 5-0 como el curso pasado o con dos goles en la recta final como este año, la vida para el Sevilla sigue sin cambiar en estos diez años visitando el Bernabéu.

Cerrar