Noticias En vivo
River Plate

El sano "problema" que se llevó Gallardo de Sarandí: cómo armará la delantera contra Boca

9:42 GMT-5 19/10/19
Scocco Arsenal River Superliga 18102019
El partidazo jugado entre River y Arsenal terminó de sembrar la gran incógnita de cara al Superclásico: ¿Borré y quién más en el ataque?

River pasó la semana previa al encuentro ante Arsenal con la mente y el cuerpo puestos en el próximo martes, cuando deberá defender en La Bombonera el 2-0 logrado ante Boca en el Monumental. Más allá del deseo de no perder el tren de la Superliga, la formación repleta de suplentes y con el añadido de Martínez Quarta reflejaba claramente dónde está puesta la atención.

Sin embargo, lo ocurrido en el partidazo que se disputó en Sarandí dejó como conclusión uno de esos problemas sanos que suelen tener los técnicos de planteles de elite. No fueron los desajustes defensivos, ya que solo el Chino repetirá presencia en el Superclásico y lo hará junto a la zaga que sale de memoria y ofrece garantías a plazo fijo. La cuestión está en el otro extremo de la cancha: la delantera.

Rafael Santos Borré tiene su lugar asegurado por sus últimas actuaciones y goles justamente en la ida y luego contra Almagro, pero la incógnita surge de su acompañante y tiene que ver con un nombre propio: Ignacio Scocco, autor de dos goles en el Viaducto, que se suman al que había metido en La Plata contra Gimnasia y frente al Tricolor en Copa Argentina, además de mostrarse totalmente recuperado de aquella lesión que prácticamente lo marginó todo el primer semestre.

El puesto, al menos hasta hace unas semanas, era propiedad de Matías Suárez. Y poco hizo el ex-Belgrano para perderlo, más allá de no estar al máximo del nivel que supo mostrar. Pero la actualidad de Nacho prácticamente lo impone en el once. Y todo esto sin mencionar a Lucas Pratto, que de a poco parece dejar atrás el bajón que atraviesa desde hace algunos meses y ante el Arse fue el encargado de las asistencias, ambas de cabeza, demostrando su poderío en el juego aéreo.

Aún quedan tres entrenamientos y esta parece ser la única duda que le surge al Muñeco, ratificada en Sarandí, donde su equipo jugó sabiendo la importancia de lo que se viene en apenas96 horas.