El Real Madrid vuelve a sacar los tanques a la calle por Cristiano Ronaldo

Comentarios()
El club blanco clama justicia por la sanción al ‘7’ tras empujar al árbitro del Clásico, cuando el luso ‘clamaba’ más respaldo institucional

OPINIÓN

Real Madrid y Barcelona juegan este miércoles en el Santiago Bernabéu la vuelta de la Supercopa de España, pero el Clásico del Camp Nou todavía colea. En la Ciudad Condal lo hace por la hiriente derrota. Y en la capital española, por la hiriente expulsión a Cristiano Ronaldo y su correspondiente sanción. Cinco partidos de suspensión por la tarjeta roja más el empujón al árbitro. El trencilla se equivocó en el penalti de Luis Suárez, y en la expulsión del luso. Innegable. Pero el ‘7’ a su vez metió la pata por quitarse la camiseta en la celebración y por empujar al colegiado. La norma es clara y estaba dictada antes de este partido: de cuatro a doce partidos de suspensión. No hay más vuelta de hoja ni chanza con las interpretaciones. 

ZIDANE: "CINCO PARTIDOS A CRISTIANO SON MUCHOS. AHÍ PASA ALGO"

No se puede permitir que nadie empuje a un árbitro o que le pellizque la cara como también vimos recientemente. No se puede permitir, lleve la camiseta que lleve, y se llame como se llame. No se puede permitir para luego no tirarnos hipócritamente de los pelos cuando cada lunes lluevan imágenes de tanganas y peleas por campos de todo el país en categorías infantiles y amateurs. Es hora de que el fútbol deje de ser cavernario como en el momento en el que se fundó, amparando incívicos en gradas y césped bajo la excusa de las revoluciones, y que entre con los dos pies en el siglo XXI de una vez.

BODY ONLY - Real Madrid poster in Valdebebas:

Zinedine Zidane Real Madrid Supercopa press conference

EL DÍA QUE MESSI EMPUJÓ AL ÁRBITRO

Me consta que el Real Madrid lucha firmemente contra la violencia en el fútbol. Lo hace desde su propio estadio hasta las categorías inferiores. Y estos carteles que empapelan las instalaciones de la Ciudad Deportiva en Valdebebas son sólo un mínimo ejemplo de la filosofía que ponen en práctica los merengues en todos los estratos. Sin embargo, en este caso de Cristiano Ronaldo no hubo espacio para el debate interno, parece. Ni una crítica en el Camp Nou al terminar el partido. Y las ruedas de prensa este martes de Zinedine Zidane y Dani Carvajal fueron usadas a modo de alegato público a favor del ‘7’: “Es una sanción excesiva, no quiere despreciar al árbitro, es frustrante, estamos jodidos por esa sanción”, dijo Carvajal; “Ahí pasa algo”, deslizó el técnico cuando le preguntaron por la sanción, dejando caer una mano negra. ¡Hasta Zidane alzó la voz contra el arbitraje cuando nunca gusta de estas campañas! 

No es la primera vez que el club en bloque saca la cara por su estrella. Ya fuera por recibir ataques del exterior, por abrirse una investigación contra él desde Hacienda, o por alguna otra sanción. Aunque en este caso concreto, tiene aún más relevancia. Cristiano debe de estar contento, dentro de lo que cabe. En verano, medios y periodistas afines al luso denunciaban que se sentía perseguido y que no sentía el respaldo del club, y que por eso meditaba marcharse de España. Entonces, y ahora de nuevo una vez más, el Real Madrid se ha partido literalmente la cara por Ronaldo. En este caso además, ante otra irresponsabilidad de por medio. Desde luego que no hay mayor gesto de amor: renunciar a lo que tú eres por la felicidad de tus allegados. Si a mediados de septiembre el luso no le devuelve públicamente este gesto de amor -cuando regrese a los campos que además la hinchada ya habrá olvidado su órdago inmersa en el quilombo con el colectivo arbitral y federativo-, no sé qué más podría pedir ya.

Cerrar