El plan del Atleti: sólo se gastará en fichajes lo que se ingrese en ventas

Comentarios()
Getty Images
Simeone tiene claras sus preferencias: reforzar los laterales, la gran prioridad del Cholo

"Vendrán unos seis jugadores". Palabra de Gil Marín, consejero delegado del club rojiblanco hace unos días. Y es que el Atlético de Madrid sigue trabajando en remodelar su plantilla de cara a la que será una temporada esencial para la reconstrucción del equipo. De esas seis posibles llegadas al Atleti, tres parecen tener nombre y apellidos: Felipe Monteiro, central del Oporto, es el único realmente confirmado. Llegará por 20 millones de euros y su anuncio ya es oficial; Héctor Herrera es el segundo nombre, volante ya liberado de su contrato con el Oporto, el mexicano llega con la nacionalidad poruguesa confirmada y se espera que su fichaje se anuncie a partir del 30 de junio; y el tercer nombre propio sería el de Mario Hermoso, central del RCD Espanyol, por el que el Atleti sigue avanzando, toda vez que parece que el Real Madrid ha renunciado a activar su cláusula de recompra por 7.5 millones de euros. 

Otros protagonistas del mercado, Nelson Semedo (defensa diestro del Barça, que no está contento y quiere salir del club), Alex Telles (lateral zurdo del Oporto), Renan Lodi (otro posible refuerzo brasileño para la banda), Bruno Fernandes (mediocentro del Sporting por el que la prensa lusa anuncia una oferta rojiblanca por 50 "kilos", Rodrigo (delantero del Valencia, cuyo nombre se vincula a Barça y Atleti) y Joao Félix (la perla del Benfica), por el que el equipo rojiblanco quiere echar el resto para ganarle la pelea de su fichaje al Manchester City de Guardiola. A eso habría que añadir el interés rojiblanco por el madridista Marcos Llorente, que tiene el interés colchonero encima de la mesa, pero que aún es jugador del Real Madrid. Su llegada estaría muy vinculada a la decisión de Rodri. Si el mediocentro se queda en el Atleti, dejaría de ser una prioridad. Y si decide abandonar el cuadro rojiblanco, Llorente aparecería como el sustituto de Rodri. 

Simeone tiene claras sus preferencias. Sabe que necesita reforzar los laterales, que debe tener cuatro centrales de garantías (Felipe y Hermoso completarían la línea con Savic y Giménez), que necesita reforzar el mediocentro si sale Rodri (ahí emergen los nombres de Bruno Fernandes y Llorente) y que tendría que buscar una pieza capaz de articular las funciones que hacía Griezmann, como podría serlo, por ejemplo, Joao Felix, que es una apuesta que baraja el club y que supondría un enorme esfuerzo. El Atleti sigue trabajando el mercado sin prisa, pero sin pausa. Eso sí, sabe que, con la salida de Griezmann congelada hasta el día 1 de julio, que es cuando pagaría su cláusula, todavía no tiene la suficiente liquidez como para afrontar operaciones de gran calado. 

Por lo tanto, el Atlético de Madrid sigue intentando mantener el equilibrio. Depende de las exigencias del mercado, sabe que va a tener dinero en caja y sigue dando los pasos oportunos para poder potenciar al equipo. Andrea Berta, Simeone y Gil Marín tienen claro en qué posiciones podrán reforzar al equipo, pero también saben que no pueden cometer locuras. La receta de mercado ya la saben los aficionados colchoneros y no es nueva, porque se lleva aplicando varios años: sólo se gastará en fichajes lo que se ingrese en ventas. 

 

Cerrar