El legado de Luis Enrique en el Barcelona: "no me reprocho nada"

Comentarios()
Getty Images
El técnico asegura que "hubiera requetefirmado ganar ocho o nueve títulos" cuando llegó y hasta bromea amenazando con presentarse en la pretemporada.

Luis Enrique Martínez ya no ofrecerá más ruedas de prensa en Barcelona. Quizá por esto estaba de buen humor y no esquivó ninguna de las preguntas que la prensa le planteó en cuanto a su trayectoria a lo largo de tres años al frente del club azulgrana. Arrancó asegurando que "me quedo con todo porque quedarse con lo bueno sería fácil y quedarse con lo malo sería absurdo". Añadió que "no he cambiado mi modus operandi desde que entré en el filial hasta hoy, siempre exigí a los míos el cien por cien y eso aquí lo he tenido muy fácil".

Sin embargo, explicó que no le interesa hablar del legado que haya podido dejar. "He gastado toda mi energía en el Alavés así que me interesa poco lo que haya dejado el equipo, cuando te ficha un equipo de este nivel es para ganar títulos y jugar de una forma determinada y lo hemos logrado, nos hubiera gustado ganar más trofeos, pero en general es una trayectoria positiva pero creo que he hecho mi trabajo, y estoy seguro al cien por cien, con la máxima intensidad, ya veremos mañana si podemos lograr otro título".

De hecho, reveló que "hay muchas cosas importantes para ser entrenador, no del Barcelona sino de cualquier club, gestionar un grupo de personas siempre tiene una serie de condicionantes que hay que controlar". E insistió. "No se trata de quedarse con lo bueno o lo malo, seguramente me he equivocado mucho, alguna vez habré acertado. Es como la palabra del burro, el abuelo y el nieto, siempre habrá quién diga que no lo has hecho bien, pero se equivocan los que toman decisiones, tanto jugadores como entrenadores, pero en general me quedo con el trabajo que hemos hecho cada día a lo largo de estos años, el cariño de los empleados del club y los aficionados, solo tengo cosas positivas que decir".

En su primer año ganó el triplete, que se redujo a un doblete la temporada pasada y esta temporada puede acabar con la Copa del Rey. "No me sabe a poco la Copa, si me decían en mi presentación que ganaríamos ocho o nueve títulos títulos lo habría requetefirmado, también por cómo se han ganado" afirmó.

Pero esta vez Luis Enrique no tiene plan tras jugar contra el Alavés. "No sé qué voy a hacer, soy un tío que planifica en exceso, también a nivel personal, por primera vez no tengo nada preparado, disfrutaré del tiempo libre pero no tengo nada concreto a nivel profesional". En esta línea, incluso bromeó. "Igual vengo el día 10 de julio y os doy un sorpresa, a alguno le dará un infarto, en la vida no puedes decir nunca jamás y esta es mi casa, ¿por qué voy a decir que no regresaré? Soy joven, simpático y agradable. Hoy tengo más canas, pero si algo he aprendido es que quién sabe, pero dentro de pocos años evidentemente no".

El técnico interpeló en todo momento a la prensa, a la que incluso permitió repreguntar, algo poco habitual. Se le preguntó también por su relación con la prensa, naturalmente. Y el técnico respondió esta vez entre risas a la pregunta. "Qué cachondo... ¿qué me llevo de la relación con la prensa? Esto es un circo y no diré quién es el payaso". 

El técnico, no obstante, tras este primer ataque admitió que "no es el sitio donde me siento más a gusto pero el título de entrenador tiene mucho de parafernalia, que a mí me interesa muy poco, no he intentado ofender a nadie, no tengo nada de lo que arrepentirme, he tratado a la gente con respeto". En todo caso, también explicó tener bien asumido que "si algo ha habido aquí desde que llegué es ruido, los jugadores están centrados en lo realmente importante para nosotros, que es nuestro trabajo".

Cerrar