Noticias En vivo
Fichajes

El fútbol argentino, el gran ganador del mercado de pases 2018

7:03 GMT-6 26/01/18
futbol argentino mercado 2018
En un período en el que no abundan los grandes traspasos, la Superliga casi no sufrió bajas de peso y sumó nombres que jerarquizarán el torneo.

El fútbol argentino se reforzó como pocas veces para afrontar una segunda mitad de temporada que se jugará fugazmente a causa del Mundial de Rusia . En un período en el que los clubes no se movían demasiado -principalmente en materia de altas- ya que, hasta este mercado, sólo tenían permitido sumar un máximo de dos jugadores -y ahora no hay límites-, hubo muy pocas bajas importantes, mientras que se produjo la llegada de apellidos que, sin dudas, jerarquizarán un campeonato doméstico tantas veces criticado.

Más allá de la cantidad de futbolistas que se fueron al exterior, en el análisis fino de mercado, nombre por nombre,  el balance resulta claramente positivo de cara a la reanudación de la Superliga . Un certamen en el que, además de tener una buena cantidad de potenciales candidatos a pelear en lo alto, se definirán los descensos y las clasificaciones a las Copas. Por lo tanto, al menos en la previa, las 15 fechas que se jugarán en los próximos cuatro meses pintan para ser frenéticas e intensas, pero con más protagonistas de esos que suelen tratar bien a la pelota.



Entre los que pegaron la vuelta a Argentina, se destacan los retornos de Carlos Tevez a Boca , Mauro Zárate a Vélez, Ricardo Centurión a Racing y Lucas Barrios a Argentinos Juniors, además de los arribos de  Franco Armani , Lucas Pratto,  Juan Fernando Quintero y Bruno Zuculini  a River Julio Buffarini Emmanuel Mas al Xeneize, Neri Cardozo, Leonardo Sigali  y  Alejandro Donatti  a la Academia, Silvio Romero y Gonzalo Verón a Independiente,  Valentín Viola a San Lorenzo y  Néstor Ortigoza a Rosario Central. En mayor o menor grado, se trata de jugadores que no están de vuelta ni llegan para rellenar los planteles, sino para aportarle un salto de calidad a sus respectivos equipos; nombres que a cualquier rival le gustaría tenerlos vestidos con su camiseta.

Distinto a los que regresaron, entre los que sólo Centurión, Pratto, Buffarini y Mas no superan los 30 años, los que emigraron abarcan un rango de edad bastante amplio que va desde los jóvenes talentos Ezequiel Barco (18) y Maximiliano Romero (18), hasta los más experimentados Diego Braghieri (30), Gonzalo Castellani (30), Cristian Nasuti (35), Cristian Campestrini (37) y José Sand (37), pasando por Nicolás Tagliafico (25), Diego Rodríguez (28), Santiago Rosales (22) y Andrés Ibargüen (25), entre otros. Exceptuando los casos de los juveniles -y de Tagliafico y Sand-, quienes mantuvieron cierta regularidad en el semestre pasado, el resto de los migrantes no han cumplido grandes actuaciones como para entusiasmar más que Zárate, Tevez o Barrios.

Poniendo en la balanza los apellidos, características y rendimientos en los últimos tiempos de los que llegaron y los que se fueron, es evidente que  el fútbol argentino ganó en este mercado de pases. ¿Asegura esto que se vaya a jugar mejor al fútbol? No, porque los equipos no funcionan por un solo jugador. Pero sin dudas, las altas que se produjeron en esta ventana de mercado dan para que el futbolero promedio se ilusione con un campeonato de mayor jerarquía.