¿Dónde podría encajar Dybala en esta Selección argentina?

Comentarios()
Lejos de aquella vez que dijo que para él "es difícil" jugar junto a Messi, la Joya aseguró que cree que puede compartir la cancha con el Diez.

"Para mí es un poco difícil jugar con Messi en Argentina porque jugamos en la misma posición", aseguró Paulo Dybala en septiembre del año pasado. "Es verdad lo que dijo. Él en Juventus juega igual que yo, buscamos los mismos espacios", concedió el propio Leo en marzo. Y así, luego de varios partidos en los que no lograba mostrar el mismo nivel que en su club, el rol de la Joya en la Selección pareció quedar establecido: el cordobés es el suplente del Diez. Una definición que es casi equivalente a una condena eterna al banco de relevos.

Desde que comenzó la preparación de la Albiceleste para el Mundial, quedó bien claro que el lugar de Dybala es el de una alternativa en caso de emergencia: entre las muchísimas pruebas que realizó -y sigue realizando- Jorge Sampaoli en la formación, en ninguna el delantero apareció entre los titulares. Sin embargo, el atacante está dispuesto a cambiar esa realidad: "Leo no tiene ningún suplente ni acá, ni en el Barcelona, ni en ningún equipo del mundo. Soy de los primeros que cree que podemos jugar juntos, aunque requiere de trabajo porque juego en una posición parecida a la de él".

La cuestión, claro, sería encontrar una posición para que el cordobés se complemente con el rosarino, en lugar de chocarse con él, como sucedió en las únicas cuatro ocasiones en las que jugaron juntos desde el arranque (frente a Brasil -en el primer partido de la era Sampaoli-, en los dos cruces de Eliminatorias contra Uruguay y en el empate 1-1 con Venezuela en el Monumental): "Sería un trabajo del DT complementarnos a los dos. Encontrar a dónde le puedo ser más útil a Leo y dónde le puedo aportar con mis características", analizó la Joya.

El artículo sigue a continuación

En un esquema de tres delanteros, como el que aparentemente Argentina utilizará contra Croacia, es muy difícil que haya un lugar para Dybala. Sin lugar en la derecha -su lugar natural-, ni características para ser el centrodelantero, su puesto debería estar en la izquierda: allí fue donde jugó cuando compartió la cancha con el Diez y no se lo vio nada cómodo. Sin embargo, si el equipo jugara con un sistema parecido al que utilizó contra Islandia, ahí sería más fácil hallarle un hueco.

La Joya podría ocupar el lugar que le perteneció a Maxi Meza en el debut, con la posibilidad de alternar posiciones con Messi: cuando uno se vuelca a la derecha, el otro debería tomar el centro del ataque. Claro que es algo que requiere de trabajo. Y que requiere de un lateral capaz de hacer toda la banda por dos cuestiones centrales: por un lado, el equipo podría perder anchura si tiene dos futbolistas con tendencia a cerrarse y, por el otro, Dybala, como delantero, aporta más bien poco en la faz defensiva.

"No sé si hay un esquema que haga que seamos compatibles. Eso se puede conseguir con el entrenamiento entre los dos: tratar de trabajar juntos y conocernos, creo que es la clave", analizó el delantero. Por ahora, eso no ocurrió. Depende de Sampaoli.

Cerrar