Descripción de un inglés durante un partido de Argentina

Comentarios()
Getty
Una secuencia en un bar de Moscú: qué siente un británico mientras Messi consigue el pasaje a los octavos de final.

Está empecinado. Su obsesión del día no parece ser que Argentina pierda. No. Su intención es que todas las personas que entran a ese bar de Moscú le digan que quieren que el equipo de Sampaoli quede afuera del Mundial Rusia 2018. Pretende que le confirmen que, como a él, no le gustan Messi ni los colores celeste y blanco. Hay personas que ni siquieran parecen concentradas en el partido. Son rusos que entran a tomar una cerveza y a disfrutar un poco más del ambiente mundialista. Pero también les habla. "¡Argentina, buuuuuuuuh!", les dice mientras apunta el pulgar derecho hacia abajo. Ellos responden con una sonrisa. No entienden del todo.

No le va mal reclutando. Entra una familia que habla perfecto inglés y le contestan: "¡Seguro! ¡Siempre felices de que pierda Argentina!". Después le confiesan que son brasileños que viven en Estados Unidos hace más de diez años.  

El señor británico, blanco, pelo negro, de unos 55 años, lleva puesta la camiseta blanca de Inglaterra. Está sentado en una barra de madera. Enfrente, una pantalla gigante en la que está a punto de transmitirse el encuentro entre Argentina y Nigeria. Habla con sus otros amigos británicos. "¿No sería espectacular ver afuera a Argentina?". Ríe.

Se agarra la cabeza cuando Messi marca el gol. "Fuck!". Celebra con locura cuando Mascherano hace el penal. "¡No pidas el VAR! ¡No pidas el VAR! ¡Fue un penal clarísimo!". Celebra el gol de Nigeria con el típico "Yessssssssss!". Como si estuviera jugando su país. "That's it, bye bye, argies (eso es todo, chau, chau, argentinos)". Aplaude y mira alrededor. Quiere que todos celebren como él. Mira a un grupo de mexicanos. "Come on, come on, Argentina is out (vamos, vamos, Argentina está afuera)", les dice. Pero ellos (un joven de unos 30 con la camiseta del Tri y una pareja de unos 35) le responden que no. Que a ellos les gusta Messi. Que ellos son latinos.

El gol de Marcos Rojo lo deja sin palabras. Liquidado. Apoya la frente en la tabla. "Fuck". Otra vez. Pide la cuenta (habrá tomado tres o cuatro cervezas) antes de que termine el partido. Se para previo al pitazo final. Camina hacia la salida del bar mientras se ve a los jugadores argentinos festejando con locura el 2-1 y el pasaje a octavos de final.

El periodista argentino que compartió el lugar durante el partido, que sufrió por el gol ajeno gritado, que no entendió por qué tanto empecinamiento, no se pudo contener. Se acerca, justo antes de la puerta de salida, y le pregunta:

-¿Por qué tenías tantas ganas de que Argentina quedara afuera?

El artículo sigue a continuación

-Ah, ¿tú eres argentino?

-Sí

-Bueno...porque Argentina es un equipo sucio. En el 66 fueron sucios con Rattin. En el 86, con la trampa de Maradona. En 1998, con la simulación de Simeone. Por suerte, en el 2002 tuvimos nuestra revancha. Pero, amigo, ya sabes...es solo el Mundial. Es solo el Mundial...

Próximo artículo:
Sevilla vs. Barcelona: goles, resumen y estadísticas
Próximo artículo:
Noticia Goal: La cláusula de Frenkie De Jong será de 400 millones de euros
Próximo artículo:
Así sería la nueva camiseta de Atlético Nacional
Próximo artículo:
Jérémy Ménez, la apuesta a largo plazo que no le resultó al América
Próximo artículo:
¿En qué canal transmiten el Sevilla vs. Barcelona, de Copa del Rey?
Cerrar