Noticias En vivo
Tigres UANL

Cuando Gignac no le metía gol ni al arcoiris: su naufragio en 2ª y 3ª

21:33 GMT-6 25/03/20
André Pierre Gignac Lorient 032520
Hubo una época en la que a APG10 se le complicaba y hasta pensó en retirarse porque no disfrutaba de oportunidades.

Hoy en día, el mejor futbolista extranjero de la Liga MX se llama André-Pierre Gignac. Sus números y logros lo avalan como tal e, incluso, gracias a eso se ha podido meter al debate de si el delantero foráneo más desequilibrante de la historia del futbol mexicano es él, José Saturnino Cardozo o Cabinho. Pero hubo un tiempo en el que no era así.

Al comienzo de la carrera de cualquier jugador, la fama y el nivel no siempre suelen ir acorde a sus carreras porque a la gran mayoría les cuesta arrancar. Pocos son los que tienen el talento o la 'bendición' para iniciar con el pie derecho desde su 'bautizo' y sostenerlo.

Aunque el Bomboro tuvo la suerte y el atino de convertir en su debut profesional cuando tenía 19 con el Lorient, en la temporada 2004-05 de la Ligue 2, la verdad es que le tomó años para consolidarse sobre todo en la Primera División.

Después de marcarle al LB Chateauroux, el francés estremeció el marco enemigo otra vez luego de cuatro partidos al Reims. De ahí no volvió a gritar en el resto de la campaña ni en Liga ni en la Copa de la Liga.

Un par de anotaciones en 417 minutos porque casi siempre venía de la banca porque el entrenador, Christian Gourcuff, prefería a Bakari KonéRobson y Virgile Reset como su pareja al ataque. En ocasiones ni siquiera lo convocaban por la misma razón. Pese a ello formó parte de la escuadra que consiguió el ascenso.

El primer semestre 2005-06 resultó para el olvido: André únicamente alineó 540 segundos. Nuevamente se caía casi siempre de las citatorias en el último momento, pese a lo mostrado antes. Encima, para ese curso le trajeron más competencia mediante los refuerzos Johan Audel y Rahmane Barry; esto a raíz de la venta de Koné al Niza

Entonces, el propio Gourcuff optó por enviarlo a préstamo al Pau de la Tercera durante el mercado invernal. Ahí se ganó un lugar en la oncena y contribuyó con ocho dianas, contabilizando un triplete.

Regresó al Lorient en la 2006-07 con más madurez y confianza a sus 21. Nueve festejos en 37 apariciones ayudaron a la permanencia y que otros clubes lo voltearan a ver. El Toulouse compró al '9' y superó la oferta del Lille con un sueldo mucho más atractivo. 

Les Merluz habían acabado terceros, lo que les valió participar en la fase previa de la Champions. En esa instancia el Liverpool los goleó, por lo que terminaron en la Copa UEFA (ahora Europa League). Se despidieron de dicho certamen en la fase de grupos, mientras que en la Ligue 1 apenas esquivaron el descenso. Sólo tres tantos en 37 compromisos le generaron las críticas de la afición.

Ahí, en 2008-09, surgió el Dedé actual, el que se levantó en cualquier obstáculo. Se proclamó campeón goleador producto de 24 'pepinos' en 38 cotejos. 12 en todas las competencias de la 2009-10 convencieron al Marsella para adquirirlo a cambio de 15 millones de euros.

Lo demás es historia conocida: su declive con el OM hasta que Marcelo Bielsa lo recuperó y transformó en el segundo máximo romperredes solo detrás de Alexandre Lacazette (27). Posteriormente su transferencia a Tigres, escuadra en la que se graduó como leyenda.