Noticias En vivo
Coronavirus

“Australia para el fútbol, no prohíben salir pero las calles están desiertas"

5:42 GMT-6 26/03/20
Juande Perth Glory
El pivote español Juande Prados juega en el Perth Glory australiano, campeonato liguero que esquivó al coronavirus hasta este martes.

El fútbol, aunque pueda parecer surrealista teniendo en cuenta la sacudida mundial que ha sufrido por el Covid-19, logró subsistir en algunos países e incluso a día de hoy, campeonatos menores y torneos de países residuales en cuanto a potencial, logran poder mantener sus planes. Hablamos únicamente de lugares como Bielorrusia (único país de Europa con fútbol en marcha), Nicaragua, Burundi o Surinam, es decir, contextos realmente aislados del primer nivel futbolístico. Por ello, no dejaba de ser increíble que, pese a todo el caos suscitado actualmente en el mundo, un gigante como Australia, mantuviera su A-League activa y en plena actividad. Y así fue mientras el resto del planeta era golpeado por el virus… hasta este martes día 24 de marzo.

Así está afectando el coronavirus al fútbol

"El efecto acumulativo que hace imposible la continuación de la competencia en la actualidad", explicó la FFA (Federación Australiana de Fútbol) en un comunicado oficial donde se anunciaba la fecha del 22 de abril como la primera fecha para un posible retorno de la competición. Por tanto, y a falta de sólo seis jornadas para el final (otros clubes tienen hasta tres jornadas menos disputadas), todo queda paralizado. Evidentemente, todo ello bajo las medidas y estudios que vayan revelando cómo avanza la situación en todo el planeta pues en Australia, el Gobierno ha decidido contener el contagio bajo restricciones de circulación y minimizando la entrada de vuelos desde Nueva Zelanda. Mientras, la Federación recalcaba que los hinchas deben seguir las recomendaciones que les comunican desde las autoridades. 

“Este martes, la Federación Australiana comunicó que se suspendía la competición. Hoy, hemos tenido una reunión en el club donde nos han indicado que esa suspensión es hasta el día 22 de abril. Así que tendremos que esperar hasta esa fecha para saber si, al final, se puede concluir o se llega a cancelar todo, algo que no sabremos hasta entonces”, recalca Juande Prados, futbolista alicantino que llegó hace casi dos años al Perth Glory de la Liga Australiana, donde es pivote habitual del equipo.

“Al final, creo que todo ha ido en consonancia con las restricciones que ha tomado el Gobierno de Australia. Nosotros jugamos el pasado día 14 en Sydney cuando no había aun mucha alarma pero sí existían ya algunos casos en el país. Y, sinceramente, creo que no había necesidad, porque justamente allí es donde estaba el foco mas grande de infectados. Por lo tanto, tuvimos que prepararnos, tomar el avión, aeropuerto con lo que eso significa ahora, jugar allí el encuentro a puerta abierta… Creo que ya por entonces se podría haber cancelado, pero no se decidió así y el Gobierno empezó a endurecer sus restricciones esta semana y de ahí, supimos que pronto se cancelaría la Liga porque incluso paralizaron los vuelos nacionales”, analiza el ex canterano del Real Betis, que en sus años como verdiblanco, curiosamente, debutó en la Champions League en un mítico partido ante el Anderlecht.

El fútbol que vendrá después de la crisis del coronavirus

“Se puede analizar desde muchos puntos de vista, pero si me baso sólo en lo deportivo, que es lo nuestro como futbolistas, es muy complicado. Las medidas del Gobierno, al final, no dejan que los clubes puedan entrenar juntos porque lo han cancelado, con lo que el club no puede seguir dinámica normal y nos mandó un plan de entrenamiento para que lo hagamos en casa o incluso en parques donde no tengamos contacto con la gente. El equipo nos pide que tengamos cuidado y que no salgamos de casa salvo para cosas excepcionales, pero es cierto que no estamos al nivel de España, porque estamos en nivel 2 de alarma, lo que conlleva que no hay grandes eventos donde se reúna gente pero no hay prohibición de ‘cuarentena’. Aquí la gente es muy responsable y educada, con lo que nada más comunicarse algunas restricciones, la gente va más allá y aunque no está prohibido salir, realmente las calles están desiertas. Así que, al menos, sales y puedes tomar el aire, darte un paseo y debido a lo espacioso que es aquí todo, puedes estar tranquilamente al aire libre y no tener contacto con nadie en horas si no quieres”, explica detalladamente el futbolista de Perth Glory, que está actualmente en 5ª posición liguera aunque con varios partidos menos que sus rivales, lo que podría hacer que alcanzara posiciones más atractivas antes de llegar a los Play-Off tan famosos del formato ‘aussie’.

“Al final, aunque estamos muy lejos de España, la televisión que puede verse y las redes sociales, te permiten estar muy conectado y, de alguna manera, sentirlo más cerca. Por ello, vas viendo cómo el problema es mucho más grave de lo que puede parecer. Conforme he ido llamando a mi gente en España estos días, iba viendo cómo su moral y optimismo se rebajaba y se empezaba a evidenciar que el momento que se atraviesa es delicado. “No tengo casos de contagio en familias ni en amigos, pero mis padres y mis dos hermanos, trabajan seleccionando verduras y frutas para los supermercados y, por tanto, no pueden dejar de trabajar porque es un trabajo esencial según están las cosas. Eso me hace estar más orgulloso de ellos porque están ayudando a mucha gente. Ojala y no tengamos casos y que en España todo se solucione lo antes posible”, detalla Juande, que tiene como compañero en la plantilla a otro español, el delantero gallego, Diego Castro, y que sintieron más necesidad de saber la situación de sus familias en España.

La selección convoca a todos los españoles contra el Covid-19

Lo que nadie sabe, ni tan siquiera en Australia, es cómo se definirá la situación si el coronavirus lo permite. Ligas, Copas y todo tipo de torneos continentales, están actualmente paralizados e intuir cuando puede cambiar la situación, es realmente un juego sin certezas y sí lleno de interrogaciones: “Es una pregunta delicada pensar en cuando se podrá volver a jugar y si se podrá regresar a la actividad. Evidentemente, todos queremos que eso suceda y, más aún, con público en las gradas porque supondría que regresa la vida diaria a la normalidad, pero no sé responderte. Aquí, pese a todo, la situación es algo más solucionable en lo deportivo. Faltan sólo seis unas jornadas que, perfectamente, se podrían finalizar en tres semanas. Y así, finalizamos. Es muy importante para los clubes aquí, porque principalmente el fútbol aquí vive del patrocinador televisivo del campeonato. Y necesitan que se termine para que puedan recibir ese dinero clave porque, sin él, existirán graves problemas para todos. Sino es así, eso será el problema número uno”, explica sobre la Liga Australiana, que vive, se mantiene y se sustenta básicamente gracias al patrocinador televisivo.

Sin embargo, analizando el fútbol español ante esta crisis, Juande sabe que habrá clubes que lo pasarán muy mal si no se puede cerrar el campeonato liguero esta temporada, aunque nunca tan mal como en Australia: “Real Madrid y Barcelona, por ejemplo, si no se termina la Liga, tendrán ejercicios negativos pero, al final, tienen ingresos y público. Los grandes de 1ªDivisión sí sacan la cabeza, pero aquí en Australia es diferente y no deja de ser el tercer o cuarto deporte del país y dependen exclusivamente del dinero de la televisión. Sin ese dinero, no se pueden crear sus plantillas, crear sus proyectos y seguir sumando. Espero que no suceda. Esta gente es súper educada, siguen todo a rajatabla y ojala en mayo se solucione todo y podamos terminar la Liga”, recalca, mostrándonos cómo el futbol, a nivel global en todo el planeta, se enfrenta estos días a auténticos retos no sólo en lo estrictamente deportivo, sino en su destino y futuro a corto plazo