Así quedó Matías Orihuela tras la patada de Furios

Comentarios()
Captura
El jugador de Quilmes tuvo que ser hospitalizado luego de un golpe del defensor en pleno rostro; "estoy bieno, solo un poco dolorido", posteó.

La situación causó conmoción y temor por la salud de Matías Orihuela; el jugador de Quilmes se lanzó a empujar una pelota a la red y en el camino se topó con el pie de Iván Furios, que impactó de lleno en su rostro. Rápidamente la ambulancia tuvo que retirarlo y lo trasladó hasta una clínica, donde pasó la noche.

Aún vestido con la ropa del partido, el futbolista publicó en Facebook que se encuentra bien aunque "un poco dolorido"; luego agradeció al Sanatorio Trinidad, a sus compañeros y al defensor de Patronato, quien se comunicó para pedir disculpas por el involuntario golpe.

El artículo sigue a continuación
 

Buen día gente, le quería avisar que gracias a dios estoy bien, solo un poco dolorido. Quería agradecerle a los que me mandaron msj, a los médicos y kinesiologos de Quilmes y del sanatorio Trinidad que me brindan excelente atención, a la dirigencia y cuerpo tecnico de Quilmes que estuvo en todo momento conmigo, a mis familia que siempre está presente, también un gesto de la terna arbitral que vino a verme, también a Ivan furios que se preocupo por como estaba y estuvimos hablando anoche y sobre todas las cosas a mis compañeros del club Quilmes que son excelentes personas y estuvieron conmigo en todo momento. No los aburro más, un abrazo grande para todos.

Una publicación compartida de Mati Orihuela (@matiorihuela) el

Cerrar