Arranca la tercera Era Galáctica de Florentino Pérez en el Real Madrid

Comentarios()
Real Madrid
El presidente blanco está renovando la plantilla con una inversión récord de 300 millones de euros en fichajes que recuerda a los años 2000 y 2009

“Vamos a reaccionar con fuerza”. Las palabras de Florentino Pérez el pasado miércoles en la presentación de Luka Jovic resonaron con agudeza en la mente de todos los presentes en el Palco de Honor del Santiago Bernabéu. Sobre todo, porque no sonaron a una promesa, sino a un aviso a navegantes. Con cinco fichajes ya cerrados (Rodrygo, Militao, Jovic, Mendy y, especialmente, Hazard), la promesa estaba más que cumplida a primeros de junio. Esas palabras no iban dirigidas ya al madridismo, no era una proclama en busca de recuperar la confianza perdida, sino más bien un mensaje dedicado al resto de rivales en España y Europa. Un aviso. El Real Madrid había prometido renovarse, y lo había efectuado ya. Habían despedido la temporada en marzo, con la fuga de credibilidad que conllevó, pero les había cundido el tiempo. La tercera era Galáctica había echado ya a rodar: Florentino Pérez está viviendo su tercer gran verano en el mercado de fichajes después de 16 años en el sillón presidencial, habiendo batido su propio récord histórico de gastos sin haber necesitado entrar en el mes de julio. Los cincuenta mil aficionados que recibieron a Hazard en la capital española este jueves son el signo más claro de esta nueva etapa de ilusión en Concha Espina.

El modelo de actuación no es ajeno a los aficionados al fútbol. Después de un año de gran inversión, donde el proyecto se regenera de arriba a abajo, siguen unos cuantos veranos de consolidación y retoques puntuales a la plantilla. Hasta que se hace necesaria otra remodelación. Así sucedió en el año 2000, en el 2009, y ahora también en 2019. Cada diez años, como las generaciones musicales. Y siempre entrando en el mercado de fichajes con una fuerza y autoridad inapelable. No obstante, Zidane ya tiene a cinco refuerzos en su plantilla sin que haya salido ni uno solo de sus jugadores todavía.

La historia, como decíamos, se repite. Sólo hace falta acudir a las hemerotecas. El primer gran punto de giro del Real Madrid con Florentino Pérez a los mandos llegó en el año 2000, nada más aterrizar en el Santiago Bernabéu. Y lo hizo con Luis Figo de la mano, y una inversión de unos 120 millones de euros (entonces en pesetas)  por siete futbolistas: Flavio, Makelele, Munitis, César Sánchez, Solari y Celades, además del propio Figo. Comenzaba la primera y archiconocida era Galáctica, bajo el paraguas de la política de Zidanes y Pavones. Un antes y un después en la historia moderna del Real Madrid. En aquella primera etapa presidencial, eso sí, la peculiaridad es que la inversión también se diversificó año a año, con la promesa de la llegada de un nuevo Galáctico cada verano: Figo, Zidane, Ronaldo, Beckham, Owen… Sólo esos cinco jugadores costaron 232 millones de euros de los de entonces.

El artículo sigue a continuación

El segundo punto de inflexión llegó en 2009, con el regreso de Florentino Pérez a la presidencia. “Tenemos que hacer en un año lo que habríamos hecho en tres años”, dijo en su primer día. Y también lo cumplió: más de 250 millones de euros en un solo verano para fichar a Cristiano Ronaldo, Kaká, Benzema, Xabi Alonso, Albiol, Negredo, Granero y Arbeloa. Ocho jugadores para ‘construir’ una plantilla prácticamente nueva y, de paso, batir varios récords de inversión en el mercado de fichajes. Era la segunda época Galáctica, que trajo consigo nada menos que cuatro Champions League

Desde entonces, en esta última década, apenas Gareth Bale y James Rodríguez se habían escapado a una austera política de fichajes, enfocada sólo a retocar una plantilla campeona, que no a revolucionarla. Las leyes del mercado han cambiado en este tiempo también, con lo que el Real Madrid se enfocó entonces a jóvenes perlas del mercado que pudieran crecer en el seno del club (como Asensio, Vinicius, Varane, Vallejo, Casemiro, etcétera), o a oportunidades muy concretas del mercado (como Courtois, Kroos, Ceballos, Keylor Navas, Isco, Ozil, etcétera). La política Galáctica estuvo en el cajón todo este tiempo. Casi diez años… hasta esta temporada.

El nefasto concurso 2018-19 obligaba a ello. “No era cuestión de los entrenadores”, reconoció el propio Florentino Pérez en ‘El Transistor’, sino más bien de una plantilla que necesitaba de nuevos estímulos después de haberlo ganado todo en muy poco tiempo. “Estamos muy ilusionados con esta nueva etapa”, reconocían dirigentes blancos a Goal en esta misma semana. No es de extrañar. Desde entonces tampoco se había visto una presentación similar a la que tuvo este jueves Hazard en el Santiago Bernabéu. No es casualidad. Y es que todo apunta al comienzo de una nueva etapa Galáctica en el Real Madrid. La tercera. Una etapa de esperanza.  

Cerrar