Origi, el goleador más joven desde Messi en Alemania 2006

Con su tanto ante Rusia, el belga se convirtió en el jugador más joven en convertir en un Mundial, desde que la Pulga convirtiera ante Serbia y Montenegro, hace ocho años.

Con sólo 19 años, Divock Origi fue el héroe de Bélgica, que esta tarde logró la clasificación a octavos de final. El joven delantero ingresó en el segundo tiempo y convirtió el agónico gol del triunfo ante Rusia, a sólo dos minutos del final del partido.

Pero además de la importancia de su conquista, el jugador del Lille de Francia se convirtió en el jugador más joven en convertir en un Mundial, desde Lionel Messi en el 2006. En Alemania, la Pulga fue el autor del último tanto de la goleada 6-0 ante Serbia y Montenegro, también con 19 años.  

"Es un tanto muy importante. Fue fácil terminar la jugada, pero Hazard hizo el trabajo, lo que demuestra que él es un creador", declaró Origi después del partido, demostrando que, además de por su talento como jugador, también se destaca por su humildad.