OPINIÓN: Cierran ciclo en Selección, Kaká, Ronaldinho y Robinho

Elementos brasileños de peso no fueron convocados por Luiz Felipe Scolari para el Mundial del 2014

Todo principio tiene un final; todo proceso, tiene una culminación; todo jugador destacado tiene una fecha para colgar los botines, ya sea a nivel de clubes o con su Selección. Indirecta o directamente, esto estaría a punto de pasar.

En Brasil, con el no llamado al Mundial, podrían haber cerrado un ciclo tres elementos que dejaron huella con la verdeamarela: Luiz Felipe Scolari decidió no convocar para el Mundial del 2014, a Ronaldinho, Kaká y Robinho.

Ronaldo de Assis Moreira, mejor conocido como Ronaldinho, puso fin a una etapa de 13 años vistiendo la playera del combinado sudamericano, acumulando tres participaciones en justas mundialistas.

La magia que posee Ronaldinho pese a sus 34 años, misma que dejó ver a lo largo de 47 cotejos, 3724 minutos para ser específicos, con su Selección, quedará guardada en la memoria de quienes pudieron disfrutarla, pues su ciclo ha terminado.

Otro elemento que cerraría un ciclo con la verdeamarela es Ricardo Izecson dos Santos Leite, Kaká. El actual jugador del Milan no fue llamado al Mundial y su gran historia con selección va en retroceso.

Kaká, al igual que Ronaldinho, tuvo participación en tres Mundiales: Korea-Japón 2002, Alemania 2006 y Sudáfica 2010; sin embargo, para el que se llevará a cabo en su país, ya no fue convocado pese a que es relativamente joven (32 años), por lo que no podrá ampliar su marca de 57 partidos disputados bajo la casaca de la verdeamarela.

Otro histórico de Brasil que no fue incluído en la lista de Scolari, es Róbson de Souza, Robinho, quien a sus 30 años de edad, fue descartado para la justa veraniega que está por disputarse.

El actual elemento del Milan se quedará con un registro de 72 cotejos disputados como jugador de la verdeamarela, en los que acumuló 5552 minutos y 24 años. Su velocidad y destreza al momento de encarar a los rivales, ahora sólo podrá ser vista en la Serie A; ya no más a nivel Selección.

Quizá en Brasil no sólo piensan en conseguir el sexto título a nivel mundial, sino en comenzar una nueva etapa que lo lleve trascender en un futuro, por lo que la decisión fue culminar con el ciclo de elementos históricos, de peso, y darle juego a 'la nueva sangre' brasileña.