OPINIÓN: 'Pichichi', de Hugo a Chicharito

José Ramón Fernández Gutiérrez de Quevedo narra la historia de Rafael Moreno, mejor conocido como '´Pichichi'. Ahí, cuenta lo que representa dicho apodo.

Jamás leí a Miguel de Unamuno; escribo de oídas. Mi abuelo contaba que fue encarcelado por injurias al Rey y mi padre, recitaba su Cristo de Velázquez: "¿en qué piensas Tú, muerto Cristo mío?, con cabellera negra sobre esa frente de Nazareno". Al relato familiar agrego un detalle pagano: Unamuno era tío de Rafael Moreno. El futbol lo apodó 'Pichichi', goleador que jugaba de interior izquierdo.

Nació en Bilbao, pero murió en San Mames; cementerio de leones. 'Pichichi' dio cuerpo al trofeo, era la anatomía del gol. Como Jerry West al logotipo de la NBA, Cy Young al mejor lanzador de Grandes Ligas o el espíritu de Jhon Heisman, el All American Boy con quien sueñan todas las franquicias de la NFL.

'Pichichi' murió con permiso del Athletic Club en memoria del fútbol. Lángara (3), Zarra (6), Di Stéfano (5), Puskas (4), Kempes (2), Hugo Sánchez (5), Romario (1), Raúl (2), Ronaldo (2), Forlán (2), Messi (3) y Cristiano (2); tienen sus cenizas en casa. Casi nadie. Anotadores colosales miran en la mesilla de noche una imagen con su nombre: Rafael Moreno Pichichi, sobrino de Miguel de Unamuno es el Santo de los delanteros.

Veinticuatro años han pasado desde que Hugo Sánchez ganó el último, su quinto. Ningún mexicano se acerca no digamos al trofeo, a las cifras de goles que Hugo marcaba, de 20 a 40 goles por temporada de Liga. Messi lo ganó en 2012 con 50 goles, un año antes Cristiano había establecido la marca en 41. Hugo, el más feroz de los Pichichis con cinco, llegó a promediar 1 gol por partido. Messi 1,6 y Cristiano 1,2. 

Desde que Hugo dominaba la Liga española, la participación del jugador mexicano va del 'Vasco' Aguirre al 'Chicharito': Javier Aguirre-Osasuna. Luis Flores-Sporting de Gijón y Valencia. Manuel Negrete-Sporting de Gijón, Wendy Mendizabal-Rayo Vallecano, Francisco Javier “Abuelo Cruz”-Logroñés, José Manuel “Chepo” de la Torre-Oviedo, Luis García-Atlético de Madrid y Real Sociedad, Francisco Palencia-Espanyol de Barcelona, Germán Villa-Espanyol de Barcelona, Cuauhtémoc Blanco-Valladolid, Manuel Vidrio-Osasuna, Carlos Ochoa-Osasuna, Rafael Márquez-Barcelona, Gerardo Torrado-Tenerife, Sevilla y Racing de Santander, Giovani dos Santos-Barcelona, Racing, Mallorca y Villarreal, Carlos Vela-Salamanca, Osasuna y Real Sociedad, Andrés Guardado-Deportivo La Coruña y Valencia, Omar Bravo-Deportivo La Coruña, Jonathan dos Santos-Barcelona y Villarreal, Antonio de Nigris-Villarreal, Héctor Moreno-Espanyol de Barcelona, Pablo Barrera-Zaragoza, Efraín Juárez-Zaragoza, Javier Aquino-Villarreal y Rayo Vallecano, Nery Castillo-Rayo Vallecano, Guillermo Ochoa-Málaga, Raúl Jiménez-Atlético de Madrid y Javier Hernández-Real Madrid.

Hasta 27 jugadores llegan a contabilizarse a partir de entonces, de los cuales, 12 son delanteros. Luis García con 68 partidos en La Liga, marcó 30 goles entre Atlético y Real Sociedad. La temporada 1992-1991 con el Atlético, terminó quinto en la clasificación de goleo con 17 goles por debajo de Bebeto (29), Zamorano (26), Luboslav Penev (20) y Hristo Stoichkov (20). La de Luis, sigue siendo la mayor cantidad de goles marcados por un mexicano en una temporada de Liga Española después de Hugo Sánchez.

Carlos Vela con 16 goles la campaña anterior, ocupó la misma posición, quinto por debajo de Cristiano (31), Messi (28), Diego Costa (27), Alexis (19) y Karim Benzema (17). El mismo año, Giovani terminó el campeonato con 11 goles.

La temporada 2014-2015 marca la mayor cifra de mexicanos en la Liga, ocho en total, de los cuales, cuatro son delanteros: Vela, Giovanni, Raúl Jiménez y Chicharito. Nunca habían coincidido tantos atacantes en la Liga y en tan buenos equipos. Poniéndole en perspectiva, lo que consiguió Hugo Sánchez no solo es inalcanzable para ellos; es irrepetible para cualquiera que no se llame Messi o Cristiano.