El sabor que le dio Conmebol a la Copa Oro

De 1996 a 2005, la Copa Oro de la Concacaf vivió una época llena de sabor sudamericano con Brasil, Colombia, Ecuador y Perú; selecciones de Conmebol.

La historia de la Copa Oro tiene raíces desde los años 60. Las modificaciones surgieron efecto desde 1991, cuando se oficializó el torneo de clubes de la región que contempla a Norteamérica, Centroamérica y el Caribe. Para ese año, las sedes se fijaron en seis y con la participación de ocho equipos de la Concacaf.

Cada dos años, Copa Oro ofrece una competencia que contribuye al desarrollo del futbol de la zona, y lo afina para encarar las Eliminatorias mundialistas que le siguen en el calendario.

Desde 1996, Concacaf extendió la invitación a la Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol), para disputar la Copa Oro. También llegó a participar la Confederación Africana de Futbol (CAF) y Confederación Asiática de Futbol (AFC siglas en inglés). 

Así como la Copa América desde 1993 invita a México como representante de la Concacaf, en el año 1996, se construyó el lazo entre ambas partes del continente con la participación de Brasil. 

La 'Verde Amarela' no sólo dio cátedra de buen futbol en la fase de grupos de la Copa Oro de '96, sorprendió al eliminar a Estados Unidos (1-0) para clasificarse a la Final, donde perdería en manos de la Selección Mexicana con dos goles de Cuauhtémoc Blanco.

En la edición de 1998, nuevamente los brasileros mostraron el compromiso con el que enfrentaban la justa, sin importarles no ser de la zona de Concacaf. La 'Canarinha' llegó hasta Semifinal.

Año 2000: la Selección Colombia recibió el llamado al igual que Perú. El cuadro inca eliminó a Honduras en Cuartos de Final, para luego en un emparejamiento de Conmebol, fue Colombia la encargada de despedir de la Copa Oro a Perú. 

Colombia robó cámara en ésta, su primera aparición. La Final contra Canadá, fue un duelo cerrado en donde los cafeteros cayeron por 2-0; pero dejaron un grato sabor de boca por haber jugado Copa Oro con gran pasión.

Ecuador arribó a la competencia previo al Mundial de 2002 (Corea-Japón). Aunque no pudieron encajar, brindaron un gran partido frente a Canadá en fase de grupos (2-0 final).

Brasil y Colombia nuevamente aparecieron en Copa Oro: 2003. El equipo brasilero eliminó a Colombia y avanzó hasta la Final donde México se quedó con el trofeo; así fue el segundo subcampeonato de Brasil en la justa de la Concacaf.

La historia de 2005 vuelve a tener a Colombia como protagonista. Hasta este año, Concacaf tenía a selecciones de Conmebol como invitadas. El seleccionado que comandaba Reinaldo Rueda, y que mostró figuras de talla internacional como Faryd Mondragón en la portería; Tressor Moreno, Jairo Patiño y Aldo Leao Ramírez, tuvieron un nivel superior y pronto pasaron a formar parte de la Liga MX.

México aún recuerda a Colombia como el "villano" que siendo invitado, los eliminó en Cuartos de Final en 2005. De no creer cómo el equipo sudamericano, con 2-1 pasara a la siguiente fase y dejara en el camino a la escuadra azteca.

Los lineamientos de Concacaf apartaron a las selecciones de Sudamérica de la Copa Oro. En 2007 comenzó a regir la medida de jugar con equipos inscritos a la Confederación, hasta hoy.

Desde la partida de los representativos sudamericanos, Copa Oro se convirtió en el torneo que sólo busca al "gigante de la Concacaf".