Los 5 momentos del Clásico Hidalguense

Cruz Azul visita Hidalgo para enfrentarse a los Tuzos del Pachuca, partido reconocido localmente como el 'Clásico Hidalguense'.

Hidalgo, Pachuca, la bella airosa que se ubica en la región centro-oriental de México, es una de las capitales más futboleras en la historia del balompié nacional. Ahí entre los vientos huracanados creció una rivalidad hace aproximadamente 74 años entre dos equipos, en ese entonces, residentes en el estado: Pachuca y Cruz Azul.

Los historiadores creen, que fue en abril de 1939, cuando nació esta rivalidad pues ambos equipos disputaban un lugar para estar en el campeonato nacional que se celebraría en la capital del país. Sin embargo, fue hasta 1985 cuando se tiene registrado el primer partido oficial entre ambos equipos que terminó en empate a dos goles.

Años más tarde Cruz Azul cambió de sede y se estableció en la Ciudad de México, contrario a lo que se pensaría la rivalidad que iniciaron un día “Cruz Azul Sociedad Cooperativa” y “Los Mineros de Pachuca”, siguió con los cementeros y los tuzos. Entre sus momentos, el clásico hidalguense ha vivido hechos bochornosos y de gloria, pero más inclinados a favor del Pachuca, aquí te presentamos los mejores cinco.

5.- Campal entre aficionados


En 1960, el delantero de la máquina, Jesús Méndez, cortó con unas tijeras el cartel de un aficionado del Pachuca, mismo que lo había agredido verbalmente durante el partido. La goleada a favor de los azules 5-0 y el acto de Méndez con el aficionado, desató una pelea campal entre los aficionados de ambos equipos. 

4.- Adiós bicampeonato

 

Después de vencer a Tigres en el Apertura 2003 con marcador global de 3-2 y coronarse campeones del torneo, los Tuzos del Pachuca llegaron con muchos problemas a enfrentar su segunda liguilla consecutiva bajo el mando de Víctor Manuel Vucetich en el Clausura 2004, con quien apenas sumaron 26 puntos pero que les alcanzó para el repechaje. Pase que se jugaron contra Cruz Azul, quien los echó por marcador global de 4-2. Pachuca se vino abajo y Vucetich presentó su renuncia al finalizar aquel torneo, a manos de Enrique Meza, quien es el entrenador con más títulos en el Pachuca paradójicamente.

 

3.- El caso Carmona

 

En el Verano 2007 el duelo entre ambos equipos correspondiente a la vuelta de las semifinales se suspendió por la alineación indebida de Salvador Carmona en la ida. Los Tuzos ganaron el partido de todas formas con marcador de 3-1; el partido de vuelta ya no se jugó y los cementeros fueron eliminados. Pachuca accedió esa tarde a la final del futbol mexicano que días después le ganaría al América con marcador de 3-2 en el global, lo que significó el 5° título para la institución

2.- La Concachampions

 

Cruz Azul llegó a la final de la Liga de Campeones de la CONCACAF con una racha de finales encima perdidas y con ganas de sacudirse esa malaria ante su ‘pequeño hermano’. Sin embargo, la historia tenía preparada una sorpresa. En el Azul se celebró la ida, misma que ganaron los locales por 2 a 1. Para el partido de vuelta, Pachuca necesitaba solo un gol, pues el tanto de Damián Álvarez en el Azul les favorecía, fue a escasos 10 minutos del final del partido cuando un gol de Edgar Benítez, le arrancó la ilusión de los cementeros e inyectó a la afición de tuza de algarabía por participar en su tercer mundial de clubes y además por conseguir un título más frente al hermano incómodo. 

1.- El primer título de Pachuca



El 19 de diciembre de 1999, es sin duda una fecha que nunca será olvidada por los aficionados tuzos. Fue en esa fecha, hace ya 14 años, cuando Pachuca levantó su primer título con Alejandro Glaría como figura de la gran final. Los Tuzos, el equipo ‘benjamín’ de ese entonces, dejó en el camino a Morelia, Toluca y Atlas para acceder a esta final, que ganaría con gol de oro de Alejandro Glaría después de un error garrafal de Óscar Pérez, arquero de la Máquina. Pachuca tenía entre sus filas a Benjamín Galindo, Manuel Vidrio, Pablo Hernán Gómez, Gabriel Caballero, Octavio Valdez, Cesáreo Victorino y en el banquillo a Javier Aguirre, que también iniciaba una carrera exitosa como estratega esa noche.

El día de mañana azules y tuzos se enfrentan una vez más en el Estadio Hidalgo, y entre ambos equipos hay un sinfín de historias para contar, jugadores que han pasado de una institución a otra como Christian Giménez o el propio Enrique Meza. Es el Clásico Hidalguense, un mito local pero lleno de historia y pasión, algo más que una simple 'hermandad'.