El día en que Eusébio jugó en México

En el ocaso de su carrera, la 'Pantera Negra' se enroló en las filas de los Rayados de Monterrey en 1975.
Fígura absoluta de Portugal, a quien llevó al tercer lugar del Mundial de Inglaterra 1966, en donde fue el goleador, pero sobre todo del Benfica, con quien anotó 473 goles, Eusébio era uno de los máximos jugadores del siglo XX.

Hoy, en el día de su fallecimiento, el mundo se rinde ante un jugador que para Alfredo Di Stéfano siempre será considerado: "El mejor de la historia".

Ya en la última etapa de su carrera, Eusébio emprendió el viaje hacia tierras latinoamericanas, en donde en el año de 1975 recaló en los Rayados de Monterrey.

A los 33 años de edad, poco quedaba de aquel formidable delantero que ganara Copa de Europa y el Botín de Oro en dos ocasiones, puesto que en 10 encuentros con La Pandilla, el originario de Mozambique anotó solo un tanto.

Mucho se debe a que la rodilla derecha de la 'Pantera Negra' estaba delicada por aquellos tiempos, llegando a ser operado en sei ocasiones, lo que lo obligó al subsecuente retiro a los 39 años de edad, seis después de su paso por Rayados.

En su momento, el astro portugués admitió para el periódico Excelsior: "Me gustó mucho el tiempo que pasé en Monterrey, su gente y sus jugadores. ¿Por qué jugar allá? Monterrey pagó bien y uno es profesional. Si un club paga bien no podemos echarnos para atrás".

Fue Fernando Riera, otrora figura del Benfica en los años 60' como técnico del Benfica y de los Rayados en su momento, quien persuadió a Eusébio de pisar tierras aztecas. Durante la campaña en donde el histórico luso formó parte de los regios, Monterrey llegó a las semifinales, eliminando al todo poderoso de aquel entonces, Cruz Azul, en cuartos de final para caer ante la U. de G.

En su corta carrera como Rayado, Eusébio tuvo la fortuna de disputar un Clásico Regio, el cual quedó empatado a 0 y en el que ingresó de cambio por Romeo Corbo.