Millonarios sigue sin ganar y cedió una derrota ante América en El Campín
Dimayor
En uno de los Clásicos del fútbol colombiano, los ‘Diablos Rojos’ fueron más que los ‘Embajadores’ en la fecha 17 de la Liga Águila.

Tres derrotas y dos empates son el pobre saldo del equipo albiazul en las últimas cuatro jornadas del campeonato, frustrando así la posibilidad de clasificar por anticipado a los Cuadrangulares y ubicarse mucho más arriba en la tabla.

Millonarios apostó por un 4-4-2 contra un 4-3-3 de la visita, en un interesante duelo táctico entre Pinto y Guimaraes que ya se había palpitado en Centroamérica. Los locales pegaron antes del primer minuto y parecía que se venía un partido por lo menos tranquilo y administrable, pero la realidad volvió a mostrar a un equipo errático y apurado, sin poder consolidarse y cediendo sendas ventajas en defensa que la visita explotó a placer.

Y es que, de no ser por Jefferson Martínez, América se pudo haber ido al descanso ganando el compromiso, pues fue más que el azul aprovechando la ventaja numérica que le otorgó la expulsión de Jaramillo. Además, el enredo de Millos en la cancha fue fiel reflejo del enredo que también mostró Pinto al no hacer oportunamente la variante del defensa central e improvisar al expulsado Jaramillo.

Durante la segunda etapa los caleños mantuvieron la presión sobre el arco de Martínez, mientras que Neto Volpi rara vez fue intimidado por un equipo impotente para generar peligro. A diez minutos del final, llegó el premio para el que mejor -y más- hizo las cosas por el resultado con un remate inatajable de Rafael Carrascal que silenció El Campín, recordando aquella negra tarde en los Cuadrangulares del primer semestre.

Millonarios preocupa porque hace rato perdió la chispa que le imprimió el experimentado técnico y hoy se disuelve entre dudas e incertidumbres, sin importar que el rival de turno sea un clásico o un equipo de media tabla. Como si fuera poco, en la próxima jornada visita al actual bicampeón en el Metropolitano siendo sexto en la tabla y con la posibilidad que Cúcuta lo descienda aún más.

Del lado americano, la tranquilidad de sumar dos victorias al hilo y seis puntos que lo catapultaron hasta la tercera casilla con 29 puntos, a uno de los líderes. Tranquilidad que también le permitirá llegar con aires renovados al otro clásico, ante Atlético Nacional, en el Pascual Guerrero, el próximo fin de semana.

Comentarios ()