Junior dio un paso gigante por el título ante un Medellín que se desdibujó en 90 minutos
Dimayor
Partido de ida y vuelta, con un local que tenía clara su misión para buscar una nueva estrella.

Partido intenso de inicio a fin, con dos equipos que sabían que este era el asalto final luego de un semestre de mucho trabajo y sacrificio por parte de los dos finalistas.

Junior pareció salir a buscar el resultado desde el inicio, pero se vio sorprendido por un visitante que propuso juego en su área y que fue metiendo al Tiburón en su propio terreno durante la primera mitad, teniendo más y mejores opciones de irse en ventaja.

Para el segundo tiempo, Junior replanteó la estrategia y volcó todo su esfuerzo en ir al ataque, algo que dio resultados inmediatos y abundantes, con cuatro goles que, prácticamente, definieron la final a favor del Tiburón.

Medellín se vio avasallado por los locales, que aceleraron en los segundos 45 minutos y cambiaron la historia del partido de la mano de un Julio Comesaña que volvió a tener claros los movimientos para desarmar al rival y quedarse con una ventaja que le da para soñar con un nuevo título de la Liga Águila.

Comentarios ()