La victoria de Universidad de Chile no tapó sus cuentas pendientes
@udechile
El equipo de Guillermo Hoyos, jugando con uno menos durante el segundo tiempo, consiguió un gran triunfo de visitante, pero sigue la preocupación.

Ángel Guillermo Hoyos, más allá del festejo por los tres puntos, sabe que tiene todavía una cuenta pendiente que no logró saldar este sábado en el norte del país: ¿cómo hacer para que su equipo juegue mejor? El técnico de Universidad de Chile cambió el sistema, decidió defender con tres hombres y no con cuatro, ubicando a David Pizarro cerca de los centrales para tener una prolija salida, pero sus dirigidos no pudieron desequilibrar como pretende el DT desde mitad de la cancha hacia delante. Ni cerca estuvieron de enamorar. Eso sí: en este debate, sólo se deben analizar los primeros 43 minutos, hasta la expulsión de Rodrigo Echeverría. Después, claro está, se priorizaron las intenciones de necesidad y no tanto las intenciones de convicción.

En esos primeros 43 minutos, los “analizables”, Yeferson Soteldo empezó ubicado en el sector izquierdo de la ofensiva (Mauricio Pinilla por el medio y Nicolás Guerra por la derecha), pero rápidamente se fue apartando hacia el medio, buscando formar un triángulo con Pizarro y Lorenzo Reyes para la creación de juego. La propuesta no dio resultado. De hecho, el primer gol de la U llegó a partir de una asistencia de un defensor (Gonzalo Jara) y una buena definición de Guerra.

Para valorar, en la segunda parte, quedará el oficio de la visita, el cómo no hacer notar tanto el hombre que faltaba, cómo defender y aprovechar las contras… Muy poco para lo que viene. Demasiado poco para lo que se pretende.

Comentarios ()