Chile goleó a Burkina Faso en una noche de saldos positivos
Martín Bernetti/Getty
Pese a que el combinado africano llegó con un plantel semiprofesional, los de Pizzi asumieron su favoritismo y traspasaron su jerarquía a la cancha.

No vino Bakary Koné. Tampoco Bertrand Traoré. Mucho menos el técnico, Paulo Duarte. Burkina Faso presentó a un equipo alternativo en la fiesta que armó Chile antes de partir a Rusia a disputar su primera Copa Confederaciones y se llevó tres goles de vuelta a África. Lo peor: Michailou Dramé se fue expulsado antes del descanso por una falta sin fundamentos sobre Edson Puch.

El mejor de los burkineses fue Aboubacar Sawadogo, tercer arquero en la última Copa Africana de Naciones, donde consiguieron el tercer lugar. El hombre de Rail Club du Kadiogo se fue del Nacional con un dolor en su rodilla, pero también con varias contenciones que evitaron una goleada histórica: La Roja pateó 16 veces al arco.

El artículo sigue a continuación

Tres tiros se convirtieron en gol. El primero nació de una jugada que armó Arturo Vidal y que terminó él mismo, luego de recibir una diagonal de Martín Rodríguez. De tanto buscar, llegó el segundo del Rey, tras un pase de César Pinares, el más activo en el complemento. El mediocampista de Unión Española clavó un zapatazo en el palo y desvió dos veces al atreverse desde afuera. Finalmente, Ángelo Sagal conectó un córner de Leonardo Valencia y su cabezazo configuró el 3-0 final.

El Rey, capitán, fue uno de los mejores del once merced a su despliegue, clase e inteligencia, y alcanzó otra cifra histórica: es el séptimo que más mojó con la camiseta roja y, además, se establece como el máximo artillero de la era Pizzi, con 9 tantos.

Saldo positivo para Chile, que alargó su buen presente ante el fútbol africano y afirmó a varias de sus variantes. También debutaron Yerko Leiva y Gabriel Suazo.

Comentarios ()