Boca encontró abajo las soluciones que necesitaba arriba
Boca Arsenal Guillermo Barros Schelotto 031217
@BocaJrsOficial
Como Maroni en mayo -también ante Arsenal-, esta vez el juvenil que salvó las papas fue Vadalá. El pibe cumplió y el Xeneize se mantuvo en la punta.

Ya desde lo previo, Arsenal no se presentaba como un rival de alta complejidad para un Boca que parecía llevarse puesto a quien se parase enfrente. Pero las lesiones y las suspensiones, sumadas a las dos derrotas consecutivas y los dos triunfos de San Lorenzo que ubicaban al equipo en la segunda posición, elevaban la dificultad del enfrentamiento. Y Guillermo Barros Schelotto, como en el torneo pasado ante el mismo rival, encontró abajo las soluciones que necesitaba arriba .

El conjunto del Mellizo debía afrontar el duelo ante el Viaducto sin su columna vertebral y, como si fuera poco, sin los reemplazantes naturales de Darío Benedetto. Así, el que terminó ganándose un lugar fue Guido Vadalá , quien no había sido tenido en cuenta todavía por el DT.

Tras un paso por Juventus por el arreglo para el regreso de Tevez y un préstamo en Unión la temporada pasada , regresó al club en julio y tuvo posibilidades de irse, aunque finalmente se quedó para pelear un lugar desde la Reserva. Tras convertirle un gol a Racing, Guillermo lo llevó al banco ante Rosario Central e ingresó algunos minutos, pero sin Bou ni Junior Benítez, tuvo que mandarlo desde el arranque contra los de Humberto Grondona. 

En mayo, también contra el Arse, el entrenador tuvo que poner a Gonzalo Maroni por las ausencias del propio Perez y Ricardo Centurión. Aquella noche, también en La Bombonera, aunque en el otro arco, el juvenil convirtió su primer gol en su debut. Ahora fue el turno de Vadalá de hacer su primer tanto: ni Pavón ni Espinoza tuvieron un gran partido y lejos estuvieron del arco, pero ante la falta de aquellos de los que más se esperaba, fue el pibe de 20 años el que le salvó las papas en un momento complicado para mantener la punta del campeonato .

Comentarios ()