Atlético Nacional derrotó 3-1 al Magdalena y subió en la tabla de la Liga
Atlético Nacional
Jugando con un hombre menos durante un tiempo, Nacional se impuso ante el Ciclón con un final a puro gol.

La victoria era una obligación para Nacional después del empate ante Equidad por Liga y derrota ante Santa Fe por Copa.

El poco fútbol visto en Bogotá dejó molestos a los hinchas que esperaban mucho más de un equipo que llegaba de buenas presentaciones.

Y el objetivo se estaba lo logrando, con lo justo, hasta el minuto 73. Una desconcentración en defensa, cómo ha sido recurrente en el semestre, le permitió la igualdad parcial a los samarios que hasta entonces solo habían visto jugar al local. 

De nuevo el equipo Verde tuvo que sortear el juego con una defensa poco acostumbrada y remendada después de la expulsión -justa- del juvenil Juan David Cabal.

De entrada Osorio dejó por fuera a Muñoz, Bocanegra y Henríquez, tres de los puntos bajos ante el León a mitad de semana y optó por la fuerza joven: Palacios, Reyes, Cabal y Mafla sobre el papel, aunque luego el lateral izquierdo subió para jugar como extremo por derecha y dejar la defensa con tres elementos.

Fue ahí cuando Cabal quedó expuesto en el mano a mano, lució aparatoso y cerró a destiempo dos veces para la doble amarilla.

Nacional tuvo que arrancar el segundo tiempo con Palacios, Reyes, Mafla y otro juvenil, Cristian Blanco. Pasó del 4-3-3 al 4-1-4 para intentar contener y pasar rápidamente al ataque con las famosas transiciones. Todo de acuerdo al plan hasta el minuto 73, que llegó el empate. Y ahí, cómo ante Huila, el gol fue el motivo para la reacción del equipo. 

El artículo sigue a continuación

Jarlan Barrera llegó desde el banco para iluminar el medio campo y el ataque. Fue el artífice de la ofensiva y autor intelectual del segundo gol que llegó gracias a un tiro de esquina que el ex-Junior forzó con un potente remate de zurda. Centro y cabezazo certero de otra fuerza joven: Andrés Reyes.

Nacional no sé exhibió como ante los Opitas pero el público le supo reconocer el esfuerzo ante la desventaja y la poca certeza del juez central para impartir justicia.

Con el tercer gol, hubo cánticos y emoción en la grada que ahora ve al equipo de Osorio-Páez como segundo en la tabla, a un punto de Millonarios y la visita al Cali en el calendario más próximo.

Comentarios ()