¿Este sí es el equipo de Sampaoli?
Última actualización
by Laurence Griffiths/Getty Images
Sin Messi, el DT tuvo la chance de demostrar de qué manera puede suplirlo. Conclusiones de una vida sin Leo.

La molestia muscular de Messi le dio la oportunidad a Argentina de probar si hay vida sin Messi. Todavía no se inventó nada parecido a un jugador capaz de suplir el rol de Messi en un equipo. No existe en Barcelona, tampoco en la Selección argentina. Frente a la eliminada Italia, el desafío de varios jugadores era convencer al DT; el desafío del DT, convencer a su equipo y a sí mismo, reinventar su ingenio. 

La primera conclusión es que Argentina sin Messi está en manos del azar. Su responsabilidad es absoluta. Su influencia en los que lo rodean y enfrentan es determinante. El monopolio de las ideas le corresponde. Como dijo alguna vez Mascherano, es el dueño de este juego. 

Italia, sin ser superior en posesión ni elaboración, mereció –al menos- un gol.

Cumplió Sampaoli: Argentina no especuló. Arrancó tibia, sin protagonismo y cediendo un control del cual se apoderó recién promediando el primer tiempo.

Era Dybala -fuera de la lista- tal vez el más indicado para disimular la ausencia de Leo. Su “anarquía” es justamente la que lo torna impredecible cuando hay que romper la monotonía. “Veremos en esta gira si alguien es mejor que él”, explicó ayer el DT.

El artículo sigue a continuación

Ese alguien, no precisamente anárquico pero no por eso menos valioso, en la cabeza del entrenador, tiene varios apellidos: Lanzini, Lo Celso, Banega. Entre ellos construyeron lo mejor que se vio de la Selección en el último tramo del partido, con Italia partida y sometida.

El resultado favorable contribuye a una valoración positiva de lo planteado.

"Si Messi está bien, será más su equipo que el mío", advirtió Sampaoli. Hoy Leo tuvo licencia: ¿éste sí fue el equipo de Sampaoli? 

Comentarios ()