Noticias En vivo
Opinión

Zidane necesita a Nacho Fernández y Lucas Vázquez

8:06 a. m. COT 5/07/19
Real Madrid players Nacho Fernandez and Lucas Vazquez ahead a Champions League game
Los dos jugadores, en el disparadero mediático pese a que entrenador y Real Madrid cuentan con ellos. Ambos preparan a conciencia la pretemporada

OPINIÓN

Cuatro días antes de que comience la pretemporada del Real Madrid, Nacho Fernández ya se está entrenando en Valdebebas en solitario, tal y como desveló AS. Sobre sus espaldas relucen 29 años, más de 250 partidos en la élite, cuatro Champions League y siete temporadas completas en el primer equipo merengue, entre otras cosas. Un currículum impoluto, y un contrato renovado a lo largo de la pasada temporada. Y sin embargo, mantiene intactas la ilusión y la profesionalidad del primer día. Como si no lo hubiera demostrado suficientemente ya en este tiempo.

Mientras tanto, y con una hoja de servicios casi idéntica, Lucas Vázquez ultima su regreso al Real Madrid en la Rafa Nadal Academy by Movistar en Manacor. Hasta allí ha viajado con su preparador físico personal para la última fase de sus vacaciones, junto con sus amigos Andrés Prieto, Andy Rodríguez y Carlos Expósito. Todos ellos futbolistas profesionales y ex compañeros en La Fábrica (Andrés –portero del Leganés- es además su cuñado). Aunque algunos le ‘colocan’ en la Premier League, Lucas no ha pasado esta última semana de despacho en despacho por Inglaterra, sino alternando fútbol, físico y un poco de tenis en el innovador Centro de Alto Rendimiento del campeón español. Preparándose para llegar en las mejores condiciones posibles a la pretemporada del Real Madrid.

El Real Madrid del futuro necesita a Nacho Fernández y Lucas Vázquez. También a otros jugadores en lo que era una necesaria renovación del proyecto, obviamente. Pero especialmente a futbolistas y profesionales como ellos. Salieron gratis, ni siquiera tuvieron presentación, y sus nombres de guerra son tan sonoros como puede ser el tuyo o el mío, lejos de los que salen en los videojuegos. Pero asimismo, además de su consabido talento, son personas entregadas a un club que sienten como propio porque llevan toda la vida defendiendo sus mismos intereses con una fe inquebrantable. Con una plantilla con cinco jugadores nuevos, tres franceses y cinco francófonos (a la espera de que se una también Pogba), sin Reguilón ni Llorente, además de dos capitanes enfilando sus últimos años en el equipo, el Real Madrid debe de cuidar esa cuota de gente de la casa a la vez que vigila la calidad del vestuario. No se puede quedar Carvajal solo. Hay innumerables razones para ello que huelga mencionar.

Zidane lo sabe. Y por eso les ha dicho que cuenta con ellos, aunque también les ha avisado de la competencia feroz que se van a encontrar este curso. Pretendientes no les faltarán a ninguno de los dos, pero desde un principio prefieren seguir defendiendo el escudo del Real Madrid pese a todo. Por eso mismo se siguen preparando para el primer día de pretemporada como si fueran los ‘novatos’. Nunca lo han tenido fácil. Al contrario. Pero no les asusta la competencia, ni tampoco las altas exigencias del club blanco. Han salido airosos de decenas de batallas parecidas anteriormente. Porque al final, como en casi todos los años que han estado en el Real Madrid, siempre han acabado jugando, siendo útiles al equipo y al club, tanto en las buenas como, sobre todo, en las malas. Por eso desde el Real Madrid tampoco olvidan. También saben que son necesarios en este remozado proyecto.