Wober, un central con proyección y polivalencia para el Sevilla

Comentarios()
ProShots
El club de Nervión ha firmado a una promesa que aún debe progresar en la élite pero que tiene condiciones para ser un buen central.

Maximilian Wober (Viena, 1998) se ha convertido en la nueva promesa que ha firmado el Sevilla procedente del Ajax para tratar de rejuvenecer su línea defensiva e incorporar a un central zurdo, un tipo de futbolista con el que no contaba Pablo Machín a pesar de tener ya cinco centrales en la plantilla.

A punto de cumplir 21 años el próximo 4 de febrero, el central criado en el Rapid de Viena sigue dando pasos en su carrera tras llegar en el verano de 2016 a uno de los históricos del fútbol europeo y sólo unos meses después unirse a uno de los clubes más importantes de LaLiga. En ese tiempo, el central ha tenido tiempo de debutar en la UEFA Champions League, donde ha participado ya en seis partidos.

Wober ha recibido permiso del Ajax para marcharse tras el fichaje de Magallán procedente de Boca Juniors. A la sombra del veterano Blind y del más que prometedor De Ligt, en Ámsterdam ha acumulado 39 partidos antes de recalar en el club de Nervión, que ha pagado entre 10 y 12 millones de euros, una cantidad ligeramente superior a los 8 'kilos' en los que la tasa la web Transfermarkt.

Con calidad para sacar el balón jugado, buen posicionamiento y también velocidad, cualidades muy importantes en el sistema de tres centrales de Pablo Machín, el central también destaca por sus buenas condiciones en el juego aéreo por sus 1,89 metros de altura. Además, el austríaco también está capacitado para jugar puntualmente como lateral izquierdo aunque sólo como una solución de urgencia.

Asimismo el club de Nervión ha quedado encantado con la predisposición de Wober en sus primeros días en la ciudad, donde incluso ya ha empezado a dar clases de español para acelerar en su adaptación y destacan su sencillez y amabalidad en el trato.

Wober Sevilla

El artículo sigue a continuación

El corresponsal de Goal en Holanda, Thijs Verhaar, cree que "todavía no está listo para ser titular en el Sevilla, pero es joven y tiene potencial. Los aficionados del Ajax tienen sentimientos encontrados por su marcharse. Parece ser un buen tipo, nunca se queja, siempre da lo mejor de sí cuando tiene la oportunidad de jugar. Su mayor problema en el Ajax fue la competencia con De Ligt y Blind. Tuvo que jugar sin ritmo. Sin embargo, no recuerdo que haya cometido grandes errores, por lo que podría progresar cuando tenga la oportunidad de jugar un par de partidos seguidos".

El director de fútbol del Sevilla, Joaquín Caparrós, coincide con esta descripción del futbolista: "A Wöber llevamos tiempo siguiéndole. Es un chaval perfil Sevilla, de la escuela del Ajax aunque no es holandés, garantía de muchas cosas. Ha sido difícil pero también nos ha facilitado que el futbolista quería venir al Sevilla. Le gusto muchísimo la idea y tenía en mente que quería venir al Sevilla y para nosotros eso es fundamental, no sólo hacer el seguimiento y Marchena habló con él, transmitiéndole que quería venir. Por eso hemos ido a por él. Es un jugador de futuro a medio y largo plazo".

Por su parte, Wober tiene claro que se presenta la gran oportunidad de su carrera y quiere aprovecharla. "Fue una decisión muy difícil para mí. Estoy triste, pero también estoy contento por dar el próximo paso. Sevilla me dijo que jugarían con tres centrales y yo soy el único zurdo. Tengo una buena oportunidad para jugar, si trabajo duro", explicó Wober sobre su salida.

Cerrar