Noticias En vivo
Barcelona

Vidal se hace cargo de la confianza de Valverde

4:58 p. m. COT 8/12/18
081218 Lionel Messi Arturo Vidal Barcelona Espanyol Jordi Alba
En otra noche con el sello Messi, el mediocampista chileno no le escapó a su nuevo estatus de pieza clave del andamiaje culé.

Arturo Vidal cumplió y con creces en el clásico en que el Barcelona se impuso con claridad al Espanyol (0-4) en un Cornellà que se fue vaciando en el desenlace. Influyó en la generación del fútbol de ataque, cortó el símil del rival, avanzó otro paso en su misión de ganarse un puesto y sumó la regularidad que todavía no terminó de traspasar Arthur, hoy lesionado. Pero, sobre todo, le respondió a la confianza que depositó en él Ernesto Valverde.

La lección magistral de Messi

El único puntero de LaLiga, por el pinchazo de Sevilla, contó con un chileno activo en el mediocampo, mismo en el que alcanzó una precisión de pases del 89.1% entre 56 intentos y donde sus combinaciones tuvieron relación con la formación de un triángulo de seguridad y salida con Nélson Semedo y Sergio Busquets. David López desvió una chance clarísima que el ex Colo Colo tiraba alta tras un palo de Luis Suárez, pero este tuvo su revancha participando en dos goles que fundieron al local: se sumó al juego de control al borde del área rival de Lionel Messi, que terminó en el 0-2 de Ousmane Dembélé, y antes del entretiempo abrió el fútbol para que Dembélé asistiera a Suárez en el 0-3.

Antes del juego, Txingurri había hecho énfasis en que Vidal le entrega sorpresas a las zagas contrarias. Reseñaba que "hacen falta jugadores que salten desde la segunda línea y sepan presionar al rival". Vidal, el delantero fantasma que aparece cuando falta el 9, también apareció cuando estuvo el 9 en plenitud. Y no le escapó a sus argumentos defensivos, con cinco entradas completadas con éxito y cuatro faltas que frenaron la utopía de una remontada periquita.

Messi desencadenado

Luego está la salida de Ivan Rakitic por Denis Suárez, que no deja de ser sintomática, pues el entrenador se atreve a quitar a uno de sus dos garantes del equilibrio para sostener al chileno. Tras la charla que sostuvieron el DT y el King, Vidal completa semana a semana minutos de calidad que lo mantienen en el once ante imponderables de la talla de la lesión de Rafinha. Esa conversación, precisamente, marcó un antes y un después para el bicampeón de América, que hasta maduró en sus redes sociales con el toque que lo hizo volver más fuerte. Fue una historia parecida a la de un Dembélé que luce igual de firme entre los titulares.

Para la historia quedaron dos anécdotas. No llegó a enredar a Óscar Duarte en el 1-4 que no pudo ser, pues el VAR lo anuló por una posición de adelanto evidente del tico, y se llevó un pisotón de Clément Lenglet en el descuento, cuando se barrió para cubrir una marca que no le correspondía. Quedó rengo pero terminó el juego sin siquiera dudarlo. La que fue la mejor presentación del Barcelona con Vidal como titular.

Capturas: ESPN