VAR que estás en los cielos

Comentarios()
Goal Thailand
Se ha detectado que el aficionado recibe con más tranquilidad una decisión cuando el árbitro ve el monitor, sin ser una garantía de mayor acierto

Alberto PérezLo visualizo. Todo el mundo quieto, plegarias al horizonte, manos entrelazadas, el corazón latiendo a mil por hora, todo un año en manos de un ente invisible a kilómetros de distancia. Imaginen y vean porque esto está a punto de suceder. Acaba la Liga, llegan los descensos, las alegrías y las decepciones, las emociones a flor de piel. Van a ser unas jornadas históricas, ya está siendo una temporada histórica, la primera del VAR, pero lo que viene en las últimas dos jornadas será definitivo.

Una acción a cinco minutos del final de un partido, chequeada por el VAR, puede determinar el destino de una entidad. Por ello desde la dirección de los árbitros se están extremando las precauciones para que el VAR funcione como debe en el momento más caliente.

Habrán detectado en las últimas semanas una mayor voluntad de intervención y por ese camino se van a manejar en las dos últimas jornadas. No es que haya cambiado el protocolo, se sigue trabajando en torno a jugadas claras y manifiestas, pero sí se está siendo más flexible sobre la delgada línea que determina cuál lo es o no. No deja de ser un año de ensayo clínico, cualquier elemento científico necesita aplicarse. Se ha detectado desde el Comité de Árbitros que el aficionado recibe con más tranquilidad una decisión cuando el árbitro ve el monitor. Sin ser garantía de mayor acierto, el seguidor (e incluso el profesional) toma más cercanía con lo que tiene delante de sus ojos. Ese ente invisible de Tres Cantos genera cierta ansiedad por la distancia y el desconocimiento de lo que allí sucede. El consejo para los VAR es que intervengan ahora más que nunca. Se quiere que el árbitro y no el VAR decida una acción que puede llevar a un descenso, que juzgue él, para eso está.

Este fin de semana no todos los VAR estarán en Tres Cantos porque hay un máximo de ocho salas de utilización, al menos dos estarán en el estadio con unidad móvil. Se apuesta por los árbitros de máxima experiencia para los partidos más delicados. Del Cerro y Gil Manzano serán árbitro y VAR en el dramático Girona-Levante. Además Medié Jiménez regresa al VAR en el Villarreal-Éibar y Melero vuelve a pitar en un Leganés-Espanyol que parece menos delicado. La instrucción es empezar puntuales primera y segunda parte. Lo de la segunda será más difícil esta vez porque el VAR puede complicar los añadidos.

Los responsables de implementación del VAR son conscientes de que se han dejado pasar durante la temporada acciones que deberían haber sido revisadas. Así se ha transmitido a la plantilla de árbitros, hay que utilizar más la herramienta .

EL VAR, del que me declaro ferviente defensor, va a detener el tiempo cual peli de Hitchcock. ¡Preparen los corazones para un final impactante! Un descenso está en el aire.

Cerrar