The Strongest golea y se afianza como líder en Bolivia

Comentarios()
The Strongest
El equipo atigrado se impuso por 4-1 a Destroyers y llegó a cuatro triunfos al hilo en el torneo Clausura del cual es su único líder.

The Strongest logró otra goleada en el torneo Clausura 2018 al derrotar a Destroyers por 4-1, resultado que lo pone en la punta de la tabla de posiciones del campeonato boliviano con 12 puntos tras cuatro fechas disputadas.

El Tigre necesitó solo de los primeros 45 minutos del partido para marcar los goles necesarios para aplastar al canario, en el segundo tiempo bajó su ofensiva y no logró hacer más tantos a un cuadro cruceño que estuvo a punto de sorprender.

Durante los primeros minutos Destroyers se defendió bien, cortó todos los circuitos de The Strongest, tapó muy bien el juego de Castro y de Escobar que poco pudieron hacer para generar un ataque coordinado.

Además, el cuadro cruceño apeló a los contragolpes para hacer algo más de daño, es así como llega el primer tanto del partido mediante Jefferson Tavares quien recibió un pase de Ángel Cuéllar y tras eludir a Vaca introdujo el balón al fondo de las redes.

La sorpresa fue un balde de agua fría para los atigrados que lograron reaccionar minutos después, aunque Destroyers pudo anotar el segundo gol si no fuera por Daniel Vaca que evitó la catástrofe.

The Strongest reaccionó a tiempo y a los 30 minutos encontró el empate en un centro medido de Gabriel Valverde para la cabeza de Blackburn quien introdujo el balón en las redes con un potente frentazo.

Cinco minutos después (35’) llegó el segundo en otro centro de Valverde, esta vez por la izquierda, que tomó bien Fernando Marteli para poner de cabeza el 2-1.

El artículo sigue a continuación

El tercer tanto llegó en una avivada de Escobar quien ejecutó un tiro libre corto para que Valverde se luzca con un taco para superar a Robles (39’).

Cuando se jugaban cuatro minutos de adición llegó el cuarto gol en una jugada en conjunto que Blackburn culminó perfectamente con un tiro a media altura, difícil de atajar para Robles.

En la segunda parte ambos equipos se llamaron a tregua, el juego bajó, los ataques eran menos y el marcador no se movió.

Cerrar