Tapia mira su banca y no encuentra alternativas

Comentarios()
Getty
Sin delanteros en la suplencia, Colo Colo se lamentó por no poder innovar ante Palmeiras.

En la derrota de Colo Colo a manos de Palmeiras, Héctor Tapia chocó contra un impedimento clave: nunca encontró el camino para innovar la forma de afrontar el juego de ida, una que no le daba frutos. Miró una y otra vez a sus espaldas y no dio con el hombre que pudiera cambiar el rumbo del partido.

Las alternativas por las que optó fueron Jaime Valdés y Esteban Pavez. Y mientras Pajarito, en veinte minutos, se anotó un par de intentos frente a la puerta de Weverton, el Monito apenas jugó los descuentos y, pese a que acertó los dos pases que intentó, no fue factor del juego. Tito explicó después que esa modificación tuvo que ver con "un adelantamiento en la posición de Jaime". Valdés, al ingresar, se sumó a la línea de Jorge Valdivia y, al minuto, Dudu puso el 0-2 definitivo que, encima, le quitó más claridad al local, que apenas pateó al arco una vez en 90 minutos pese a ganar en el control del balón.

Mientras en la rueda de prensa brasileña Edu Dracena reconoció que en el Verdao es más importante el grupo por sobre el once que salta a la cancha, el Cacique se enreda al intentar romper la tesis de que no tiene una banca a la altura de los titulares. "Tratamos, buscamos, tratamos ciertas modificaciones para encontrar una mejor línea de pases", añadió Tapia. "Lo buscamos a punta de modificaciones y nos faltó esa jugada precisa para emparejar el encuentro. No la conseguimos", lamentó al final.

El artículo sigue a continuación

En la vuelta, programada para un par de días después de la visita alba a San Carlos de Apoquindo donde el Popular se jugará gran parte de su destino en el Campeonato Nacional, no estará Damián Pérez por la roja del último minuto. Gonzalo Fierro asoma como la principal alternativa, en un movimiento donde Óscar Opazo cambiaría de perfil. La gran tarea del cuerpo técnico será encontrarle relevo a los titulares, que ante los paulistas no estuvieron finos. Una imagen clara grafica el momento: Paredes y Barrios no tenían a un delantero suplente siquiera...

Cerrar