Noticias En vivo
Atlético Madrid

Simeone y su zona de confort

5:35 p. m. COT 25/03/19
Diego Simeone Atletico Madrid Deportivo Alaves LaLiga 08122018
Respuesta a la Carta al Director de Filippo Maria Ricci, Corresponsal en España de la Gazzetta dello Sport

Querido Filippo,

Respondo impulsado por tu reciente reflexión acerca del Atlético de Madrid y la ausencia de crítica que expones en tu carta. Coincido: todo se mide en latidos, corazones y huevos. No sé si es bueno o malo, pero es así, porque ser campeón no es una meta, sino una actitud. No se pretende que el aficionado renuncie al Cholo, claro. No lo puede hacer. Basta preguntar a cualquiera qué era el Atleti antes de Simeone y qué es ahora. Nadie vive del pasado, pero ¿quién no estaría agradecido por comer caliente cuando antes ni comía? Aludes a la ausencia de un discurso exigente, a los fichajes que han llegado y relatas que Simeone es el entrenador mejor pagado, cuando no ha evolucionado. Que hay que invitarlo a salir de su amplísima zona de confort. Y ahí es donde comienza esta humilde réplica.

A los que hay que invitar a salir de su gigantesca zona de confort es a los que se empeñan en poner al Atleti a la altura del Madrid y el Barcelona, cuando no lo está y, si alguna vez se ha acercado, ha sido gracias al Cholo. Hay que invitar al personal a abandonar los lugares comunes: nadie es menos atlético o periodista por criticar a Simeone. Ahora bien, que el periodismo español le hable de exigencia al Cholo es hablarle a Nacho Vidal de porno. Hablamos de un tipo que ha ganado siete títulos en siete temporadas, que se ha hecho hueco en el imperio del Madrid-Barça, que les ha competido y hasta ganado con la mitad de dinero y que, de postre, dijo que para él, era un fracaso perder en Milán ante un equipo que tiene más Copas de Europa que Ligas el Atleti.

Hay que invitar al periodismo nacional – no al foráneo, más respetuoso-, a salir de su zona de confort del Madrid-Barça diario, para contar quién es el culpable de que Atleti haya multiplicado su presupuesto por cuatro. Hay que invitar a salir de su zona de confort a los que se llenan la boca de fracaso cuando hablan del Atleti, porque el fracaso fue no competir en Turín, no perder.  Exigencia, sí. Se puede jugar mejor, se puede ganar más, se puede mejorar. Seguro. Pero querido Filippo, hay que invitar al periodismo a salir de su zona de confort para que investiguen acerca de la deuda, del cambio de estadio, de cómo se ficha, de por qué se ficha. Hay que pedirle a los que machacan a Simeone que tengan dignidad profesional y se cuestionen cómo es posible escandalizarse por lo que gana Cholo - poco para lo que ha hecho- y no tener esa valentía para explicar que otros se hicieron con un club mediante un delito de apropiación indebida prescrito. 

Hablemos del juego. Es excesivamente “italiano”. Correcto. Para gustos, colores. Eso sí, con esa manera de jugar, ganó una Liga y nadie habló de estética y llegó a dos finales de Champions. Perdió, sí. Pero para perder, hay que llegar. Y alejándose de ese modelo, no volverá a llegar.  ¿Evolución? Es posible que Simeone haya cometido un error, permitir, inconscientemente, que el equipo intente ser algo que ni es, ni sabe ser. Con los cromos nuevos, se ha perdido esencia y personalidad. La historia del Atleti es defensa fuerte, presión y contragolpe. El error es intentar evolucionar hacia algo más vistoso que efectivo, con fichajes de más calidad y menos agresividad, y más sueldo que personalidad. Cuanto más ha gastado el Atleti, más ha involucionado. Cholo tiene responsabilidad en eso. Naturalmente. Eso sí, invitemos a salir de su zona de confort a los que siguen ignorando que, de los últimos 57 fichajes del club, sólo 15 han sido peticiones suyas. O que salgan de la zona de confort todos aquellos que no tienen ojos ni memoria para decir qué jugador que ha salido del Atleti ha rendido mejor lejos del Cholo que junto a él. Igual hay que preguntarse por qué salen algunos y por qué entran otros. 

¿El estilo? Cuanto más se ha alejado del partido a partido – ese que tanto odiaban los periodistas-, y más se ha acercado al modelo de las estrellitas – el becerro de oro de la prensa-, peor le ha ido. Simeone necesita crítica. Seguro. Lo que no la tiene es es el cholismo. Es una idea, una forma de vida, la piel de una afición. A un líder se le puede criticar y exigir, pero su liderazgo es incuestionable. Le sigues o no le sigues. Y la gente del Atleti sigue a Simeone, fracase o triunfe. Esa es su zona de confort. La que se ha ganado. La que otros - no es tu caso, Filipppo-, no  pueden criticar desde su zona de confort, que es de 25.000 kilómetros de cara dura.

Rubén Uría