Noticias En vivo
Copa del Mundo

Sampaoli eligió jugar mal

10:20 a. m. COT 16/06/18
Jorge Sampaoli Argentina Islandia Iceland World Cup 16062018
La reponsabilidad del entrenador. El rol de los mediocampistas centrales. Las elecciones particulares. El DT eligió eso y le salió mal.

El concepto de mediocentro es una búsqueda moderna de explicar lo que se sabe desde el principio de la historia. El fútbol de un equipo no lo determina su estrella, ni aunque ese sea Lionel Messi. El fútbol no es lo mismo que el resultado. El marcador final lo definía el penal o alguno de los miles de remates que falló Messi en el mediocre debut de Argentina en Rusia 2018. Pero el equipo jugó mal porque Jorge Sampaoli definió que el mediocampo iba a estar conformado en el eje por Javier Mascherano y Lucas Biglia. Y el desenlace de esa apuesta no sorprendió a nadie: Argentina jugó mal.

El entrenador dice en su libro que el mediocentro define cómo juega un equipo. Es el termómetro de juego. Se lo preguntaron en la conferencia de prensa previa al debut del Mundial de (empate 1-1 ante una Islandia que jugó a lo que se esperaba) y, después de felicitar al periodista, dijo que en este caso elegía la solidez. Si esa era la apuesta, desde afuera hay que felicitar a Sampaoli. Pero, ¿era el partido para buscar eso?

Mascherano fue, por lejos, el que más veces tocó la pelota del equipo. No tiene nada de malo que el 5 la toque mucho. El problema es que los pases que entregaba, no eran de calidad. Se la dio siempre que pudo a Messi (23, el que más se la dio), pero lo agarraba a Leo parado, delante de las dos líneas de mil islandeses. Y no se volvía a mostrar. Sí, de los 141 pases que dio (94% bien), 101 fueron en campo contrario. Porque Argentina solo jugó ahí.

Y peor aún es cuando se ve que Biglia y Banega, los dos que jugaron al lado del Jefecito, lo buscaban a él. De los 53 que dio el de Milan, fueron 17 a Masche. De los 55 balones que tocó Banega, 15 fueron al 14. Mal. Es un problema que todos busquen a un jugador que defiende bárbaro pero que no puede pasarla bien para adelante ni generar juego.

Hay dos opciones. O Sampaoli está buscando el equipo para cuando los partidos definan la continuidad del equipo en la Copa o falló en la lectura del partido. Podría haber puesto a Salvio y haber sumado alguien que se la dé a Messi y que después vuelva a ser opción. Como hizo Banega en los casi 40 minutos que jugó. Argentina tuvo más juego con su ingreso pero Islandia ya estaba cómodo en su esquema.

La pregunta para Sampaoli vuelve a ser la misma de antes del primer partido: ¿se vuelve a apostar a la solidez o se intenta que el mediocentro sea el eje del equipo y haga que se juegue mejor?