Rubén Uría: Neymar, el arte de suplicar mientras se pone el cazo

Comentarios()
(C)Getty Images

Ruben Uría Blog

La de Neymar es una historia interminable. El 17 de noviembre del año pasado Goal contó que el Barça dejaba entreabierta la puerta para un posible regreso de Neymar, que llamaba día sí y día también al club y a sus compañeros de vestuario para explicarles que estaba “arrepentido”, que “no era feliz en París” y que se había “equivocado”. Cuatro días más tarde, el 21 de noviembre, Goal ofrecía a sus lectores la hoja de ruta innegociable que el Barça había trazado de cara a un regreso complicadísimo, pero no imposible. Neymar Junior y su padre conocieron entonces, de primera mano tras varias conversaciones, las condiciones del Barça para articular una segunda etapa en el Camp Nou: un desagravio público del jugador, pedir disculpas por las formas en las que se fue, una rebaja considerable de sueldo – que Ney aceptó sin dudar-, y sobre todas las cosas, poner freno al conflicto latente en los tribunales entre el brasileño y el FC Barcelona. Sin esos pasos previos, Neymar no podría regresar para jugar junto a Suárez, Messi o Piqué. Esta mañana el diario “El Mundo” sigue la estela del caso y publica, en portada, que el padre del jugador ha asegurado al presidente y directivos azulgranas que su hijo quiere volver y que cree que el PSG "no tiene proyecto". Además, señala que el futbolista ha llamado hasta cinco veces, fruto de la desesperación, para pedir poder regresar a la que fue su casa. A respecto del caso, teniendo en cuenta la experiencia, la directiva del Barça tiene claro que tanto Neymar como su padre tienen un código ético de geometría variable, y que si quieren regresar, tendrán las puertas abiertas, siempre que él de el paso de anunciar que no está a gusto en el PSG y siempre que se solucione el fuego cruzado de demandas entre el brasileño y el club azulgrana, ya que a finales de este mes se producirá la vista por la prima de renovación que firmó antes de dejar el Camp Nou.

Quien esto escribe, salvo giro inesperado de los acontecimientos, tiene claro que los caminos de Neymar y el Barça sólo podrán volver a unirse si ambas partes solucionan su conflicto judicial. Entre otras cosas, porque según fuentes azulgranas revelan a Goal, el club considera un insulto y una falta de respeto que Neymar, mientras suplica volver, se niega a renunciar a una parte del supuesto pago pendiente de su prima de renovación. El mensaje del Barcelona es tajante: si Neymar quiere volver, lo primero que tiene que hacer es abandonar su cruzada en los tribunales. Si renuncia a eso, el Barça abriría la puerta a cualquier operación en el futuro.

Bartomeu y su junta saben que el núcleo duro del vestuario recibiría con los brazos abiertos a Neymar, y aunque conocen que sacarlo del PSG sería una operación complicada, sólo darán ese paso si Neymar tiene el gesto de buena voluntad que el club espera: que el brasileño de marcha atrás en su contencioso con el Barça en los tribunales. Si continúa el pleito judicial, Neymar no volverá. Si renuncia, el Camp Nou será una posibilidad complicada, pero no imposible. Y el Barça lleva razón: no se puede suplicar volver y al mismo tiempo, pretender poner el cazo. Que Neymar está arrepentido es un secreto a voces. Ahora le falta comprender que, en esta vida, no se puede poner una vela a Dios y otra al diablo. Él sabrá, pero la policía no es tonta.

Rubén Uría

Próximo artículo:
Independiente - Gimnasia, amistoso de pretemporada 2019: formaciones, día, hora, árbitro y cómo verlo por TV en vivo
Próximo artículo:
Millonarios - América de Cali, por el Torneo Fox Sports: formaciones, día, horario y TV
Próximo artículo:
Cómo ver Millonarios - América de Cali, por el Torneo Fox Sports, en vivo y online: streaming y TV
Próximo artículo:
Marcelo Gallardo cumple 43 años: 43 historias en su vida
Próximo artículo:
Sevilla contra Real Madrid: alineación, convocatoria, día, hora, noticias y TV
Cerrar