Noticias En vivo
Atlético Madrid

Rubén Uría: "Morata, una solución para cada problema"

7:15 p. m. COT 3/03/19
Alvaro Morata Atletico Madrid Real Sociedad

Simeone, que no trabaja para contentar oídos y no se casa con nadie, buscó aquello que necesitaba el equipo. Y tomó una decisión, sin esperar el visto bueno de nadie, sin ceder ante el politiqueo, sin tener en cuenta cierto recelo social o el peso de cualquier debate sobre la identidad, el origen o el amor a los colores. Quiso a Morata. Le llamó, le pidió que hiciera un esfuerzo, convenció a su directiva, persuadió al club de embarcarse en uno de los fichajes más complicados de este invierno y por fin, completó su fichaje. Que no fue fácil y que supuso una operación compleja, casi de ingeniería financiera, pero que acabó por llegar. Y en un puñado de partidos, Morata le ha devuelto a Simeone toda su confianza con lo más granado de su catálogo, haciendo que sus hechos resuenen más alto que sus palabras.

El Cholo le trajo para potenciar la línea de fuego del equipo, para fomentar la competencia interna, para multiplicar los recursos de ataquey para asegurarse que el Atleti tendrá un enorme poder de intimidación contra cualquier rival. De hecho, Simeone, por primera vez desde que llegó, puede presumir de tener una línea de vanguardia que, por fin, puede mirar a los ojos a la de Barça, Madrid, City, PSG, Juve o United. A saber: Diego Costa como fuerza indómita de la naturaleza; Antoine Griezmann como aspirante al Balón de Oro;  Ángel Correa como agitador de partidos; Kalinic como “bomber” de emergencia; y de propina, Álvaro Morata, un martillo pilón que, centrado y en forma, completa una delantera “top”. El plan del Cholo con Morata tiene dos vertientes: en lo anímico, el objetivo pasaba por lograr recuperar su autoestima, por hacerle sentir importante y por encenderle para que rompa en un delantero de época; en lo deportivo, su misión pasa por estirar al equipo, recuperar potencial aéreo y percutir con gol. Dicho y hecho. Eso está siendo Morata. Para sorpresa de los que no creían y para alegría de los que siempre creyeron. Morata fue un LQDS en toda regla: 'Lo Que Diga Simeone'. Y el Cholo, los datos no mienten, lo clavó. Morata le está dando al equipo tangibles e intangibles. Combatividad, rendimiento, trabajo y gol. 

Si el Atleti está agobiado, recurre al pelotazo orientado, saltándose el centro del campo para encontrar una salida. Y Morata es una solución para ese problema. Cuando el Atleti sufre la presión rival, busca siempre el costado, para evitar una pérdida peligrosa. Y Morata es una solución para ese problema. Cuando el Atleti no tiene gol y Antoine está demasiado vigilado,  Simeone necesita alguien que fije a los centrales y a la vez, los intimide, para liberar al francés. Y Morata es una solución para ese problema. Cuando el Atleti hace gol, se pone por delante y busca aire para salir mientras está en bloque bajo, necesita alguien que baje la pelota de espaldas y busca una referencia. Y Morata es una solución para ese problema. Cuando el Atleti necesita sacar petróleo de la pelota parada para sentenciar partidos a base de centros laterales, Simeone busca una referencia. Y Morata es una solución para ese problema. En realidad, Álvaro Morata, discutido por algunos de los que ahora le bendicen, ha caído de pie en Chololandia. Entre otras cosas, porque Morata es una solución para cada problema.

Rubén Uría