Noticias En vivo
Bayern München v Real Madrid

¿Realmente el Bayern de Heynckes es mejor que el de Ancelotti y el de Guardiola como dijo Zidane?

10:05 a. m. COT 1/05/18
Jupp Heynckes FC Bayern 07042018
Tras media temporada este equipo presenta mejor balance estadístico, sin embargo la plantilla luce bastante más desgastada a priori.

“No tenemos ninguna ventaja por habernos clasificado las dos últimas veces. Si acaso, podemos tener un poco de ventaja por jugar la vuelta fuera de casa, pero creo que la eliminatoria está igualmente 50-50%. Este Bayern es igual de fuerte que los últimos años, o incluso un poquito más”. El que habla no es otro que Zinedine Zidane, nada más conocerse que en estas semifinales de Champions League volvería a reeditarse uno de los grandes duelos de Europa, con Real Madrid y Bayern Múnich involucrados. Podría parecer, eso sí, que el equipo bávaro llegase un poco menos fuerte que en las dos anteriores eliminatorias: con Guardiola en 2014, y con Ancelotti en 2017. Y es que este mismo curso por ejemplo ya tuvo que cambiar de entrenador -el literalmente retirado Heynckes por Ancelotti-, inmersos en un gran debate por el rejuvenecimiento de la plantilla. Sin embargo, Zidane apostó por todo lo contrario. Esto es, por un Bayern incluso más fuerte. ¿Estaba regalando un halago, o realmente el equipo bávaro llega a la eliminatoria con los blancos más fuertes que nunca? Lo analizamos.

Alineaciones y cómo ver el Bayern - Real Madrid

EL BAYERN DE GUARDIOLA (2014)

Real Madrid y Bayern se vieron las caras en semifinales de la Champions 2014, y los blancos ganaron 1-0 en el Santiago Bernabéu para luego lograr una victoria histórica en el Allianz Arena haciendo gala de un incomparable contraataque (0-4). Con Pep Guardiola, el Bayern lograría un balance en tres temporadas (2013-16) de un 77% de victorias, con una media de 2,6 goles a favor por apenas 0,8 en contra. 
Al técnico español le costó amoldar la plantilla a su filosofía, pero terminó por lograr un fútbol de toque de muchos quilates, a costa quizás de restarle al Bayern su tradicional empuje coral, eso sí. En tres años, el Bayern de Guardiola lo ganó prácticamente todo en Alemania.
En aquella plantilla que se midió al Real Madrid lucían nombres como Kroos y Neuer (hoy lesionado), además de un Gotze recién fichado del Borussia Dortmund tras su gol en la final del Mundial. En el centro del campo, los Schweinsteiger-Robben-Ribéry aparecían con mucha mayor lozanía que en la actualidad. Al igual que Lahm. Por el contrario, en ese equipo todavía no estaban ni Lewandowski, ni Hummels, por ejemplo.

EL BAYERN DE ANCELOTTI (2017)

El técnico italiano se midió a su ex equipo en los cuartos de final de la pasada campaña, perdiendo ambos partidos, pero llegando a forzar la prórroga en el Santiago Bernabéu (1-2 y 4-2). Con Ancelotti durante 60 partidos en el banquillo, el Bayern logró un 72% de victorias, con una media de 2,3 goles a favor y 0,9 en contra. Buenos números per sé, habiendo ganado todo en Alemania también, pero el peor balance de los tres entrenadores, eso sí. 
Con Carletto en el banquillo, se esperaba que el Bayern pudiera recuperar cierta flexibilidad en su juego, como hizo suceder en el Real Madrid. Esto es, que no sólo jugase al toque, sino también aprovechar la velocidad, las contras y el poderío de su plantilla. Lo logró, aunque le falló un mejor balance precisamente en Europa. Fue despedido en octubre de 2017, en su segunda temporada, tras una abultada derrota ante el PSG en la fase de grupos y desavenencias varias con su vestuario. 
En la plantilla que se enfrentó al Real Madrid no pudo contar con Lewandowski al 100%, ya que estaba tocado, pero tenía a un buen número de jugadores en nómina a su disposición: Neuer y Arturo Vidal (hoy lesionados), Xabi Alonso, Douglas Costa, Hummels, Lahm… Quizás fuera la plantilla con más nombres de las tres que se han medido a los blancos en estos últimos años. 

EL BAYERN DE HEYNCKES (2018)

El técnico alemán ya se enfrentó a los blancos en 2012, logrando la clasificación ante el Real Madrid de Mourinho. A día de hoy, después de algo más de media temporada presenta unos números envidiables con este Bayern tras 35 encuentros: 88% de victorias, con una media de tres goles a favor, por apenas 0,7 en contra. Las mejores estadísticas de los tres técnicos en la balanza, por ejemplo. 

Con Heynckes en el banquillo, el Bayern parece haber recuperado su eterna pegada. No necesita jugar bien para marcar y ganar los partidos. Es cuestión de colmillo. Ha mutado el 4-3-3 que se venía utilizando desde 2013 en un 4-1-4-1 donde hay mayor presencia de jugadores verticales: los Robben, Ribéry, James o Javi Martínez vuelven a ser muy protagonistas, por ejemplo. De momento, devolvió la jugada al PSG en la fase de grupos, ya ha ganado la Bundesliga aunque cuando cogió al equipo en octubre marchaba segundo, y está también en la final de la Copa alemana.

Eso sí, en lo que se refiere a la plantilla, podría ser la que presenta más carencias de nombres y recursos. Con Neuer y Arturo Vidal lesionados, sin los Xabi Alonso, Lahm o Douglas Costa ya, y además con los Ribéry-Robben encarando ya la recta final de su carrera. Este verano ficharon a James Rodríguez, eso sí. Pero ciertamente, los resultados parecen ser inversamente proporcionales a la proyección del equipo. Al menos, comparándolo con los otros dos equipos que se midieron al Real Madrid recientemente.

Así las cosas, cuesta decidir si Zidane efectivamente estaba regalando los oídos al Bayern de Heynckes, o si realmente está convencido de que este equipo es mejor que los de Ancelotti y Guardiola. Por nombres no será. No tiene el lustre ni la fama ni el halo victorioso que podían pasear los anteriores, desde luego. Pero eso sí, soporta la comparación por rendimiento y por resultados. Y eso no es ni mucho menos baladí en Europa…