¿Quién tiene que ser el 9 de Boca? Los números de Ábila y Benedetto

Comentarios()
Goal
El Pipa se lesionó en su mejor momento y parecía irremplazable, pero Wanchope estuvo más que a la altura. Con ambos disponibles, ¿quién jugará?

Darío Benedetto se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha en el mejor momento de su carrera. Aquel 19 de noviembre de 2017, frente a Racing, el Pipa convirtió su noveno gol en nueve fechas de la Superliga 2017/18, llegó a los 35 goles con la camiseta de Boca y se consolidó como el mejor goleador del Xeneize desde el retiro de Martín Palermo. Entonces, a los 37 minutos del primer tiempo, tras saltar a cabecear una pelota, llegó la lesión que ennegreció el panorama tanto para el jugador como para el conjunto de la Ribera: ¿cómo reemplazar a un delantero con esos números? Y entonces, llegó Ramón Ábila.

Cuando se lesionó Benedetto, Wanchope ya era de Boca, pero estaba a préstamo en Huracán porque Guillermo Barros Schelotto tenía el puesto muy bien cubierto con el Pipa y Walter Bou, quien rendía cada vez que le tocaba entrar. Para enero, cuando la presencia de otro centrodelantero podía haber supuesto un problema de superpoblación para el Mellizo, finalmente la llegada del cordobés fue una solución.

No fueron sencillos los primeros meses de Ábila en el Xeneize. Como el entrenador no lo había pedido, a pesar de que llegaba con un buen currículum y cuatro goles en la primera parte de la temporada en el Globo, tuvo que correr desde atrás: tras quedarse en el banco y ni siquiera entrar en los dos primeros partidos oficiales del año, su debut recién se produjo el 11 de febrero, cuando ingresó por Bou a los 17 minutos del complemento en la victoria 1-0 sobre Temperley de la 15° fecha. Dos jornadas después, contra San Martín de San Juan, marcaría su primer gol en los únicos 4 minutos que estuvo en la cancha.

Desde entonces, el rendimiento de Ábila fue en alza. Y se convirtió en el delantero titular para la fase de grupos de la Copa Libertadores: tras ver desde afuera los 90 minutos del debut contra Alianza Lima, terminó jugando de arranque en cuatro de los seis partidos de la zona, en los que marcó dos tantos. En la Superliga, en tanto, sólo estuvo desde el arranque en cinco de los 11 encuentros que disputó: le alcanzó para gritar 6 veces. 

El artículo sigue a continuación

En el primer partido oficial de la segunda mitad de 2018, Wanchope marcó un tanto en el 6-0 sobre Alvarado por la Copa Argentina. En los octavos de final de la Copa Libertadores marcó ante Libertad, llegó a los 10 goles en azul y oro, en 18 partidos, para una media superior a un gol cada dos partidos. Sin embargo, si se analiza el tiempo que el delantero estuvo en la cancha en esos encuentros, el número es mucho más sorprendente: el cordobés jugó 972 minutos, por lo que marca una vez cada 108 minutos. 

Benedetto, por su parte, marcó sus 35 tantos en 42 partidos, para un tremendo promedio de 0,83 tantos por encuentro. En cuanto al tiempo de juego, en tanto, los números son aún más impresionantes: el Pipa disputó 3203 minutos, por lo que su media es de un grito cada 91,5 minutos. Un gol por partido.

¿Quién tiene que jugar una vez que Benedetto esté del todo recuperado de la tendinitis que retrasó su regreso? Será una decisión de Guillermo. Lo que está claro es que, cualquiera sea su elección, los festejos están garantizados.

Próximo artículo:
¿A qué hora juega Chivas vs Toluca por el Clausura 2019? Alineaciones, día y transmisión
Próximo artículo:
Cómo ver Chivas vs Toluca por el Clausura 2019 en vivo: streaming y TV
Próximo artículo:
En qué canal juega Chivas
Próximo artículo:
Manchester City goleó a Huddersfield como visitante
Próximo artículo:
Plantel de Chivas para el Clausura 2019: jugadores, números y cuerpo técnico
Cerrar