Noticias En vivo
Superliga

¿Qué entrenadores dejaron su cargo en lo que va de la Superliga?

8:45 p. m. COT 6/05/18
Lucas Bernardi Estudiantes 2018
Entre las cosas que no cambiaron con el nuevo orden del fútbol argentino está la inestabilidad de los directores técnicos en los clubes.

GUSTAVO MATOSAS (ESTUDIANTES)


El uruguayo fue el primero en dejar su cargo: el 19 de septiembre presentó la renuncia tras la eliminación de la Copa Sudamericana, a manos de Nacional de Paraguay.


DIEGO AGUIRRE (SAN LORENZO)


Al igual que su compatriota Matosas, el uruguayo renunció tras quedar eliminado de un torneo internacional: menos de 24 horas después de la derrota con Lanús en la Copa Libertadores, el 22 de septiembre el DT se fue de San Lorenzo.


NELSON VIVAS (DEFENSA Y JUSTICIA)


El entrenador se fue del Halcón el 24 de septiembre tras la derrota 3-1 con Colón por la cuarta fecha del torneo: su renuncia se debió a un fuerte enojo con el hijo del presidente del club, quien le recriminó la formación del equipo.


MARIO SCIACQUA (OLIMPO)


El Aurinegro se quedó sin entrenador luego de la sexta fecha de la Superliga: el 17 de octubre, el DT presentó su renuncia por los malos resultados cosechados en lo que va del torneo (sacó un punto sobre 18), que dejaron al equipo en zona de descenso.


SEBASTIÁN MÉNDEZ (BELGRANO)


El Gallego anunció su renuncia el 17 de octubre, luego del clásico frente a Talleres. Si bien se especuló con que su salida se debía a cuestiones personales, el entrenador aseguró que fue puramente por "razones deportivas".


GUSTAVO ÁLVAREZ (TEMPERLEY)


El DT renunció el 5 de noviembre tras la dura goleada sufrida por el Gasolero como local ante Defensa y Justicia


OMAR DE FELIPPE (VÉLEZ)


El 6 de octubre, luego de cuatro derrotas en los últimos cinco partidos de la Superliga, sumado a la eliminación de la Copa Argentina, dejó el cargo en el Fortín. La agresión de la platea, quien lo escupió luego de perder ante Unión, fue la gota que rebalsó el vaso.


PAOLO MONTERO (ROSARIO CENTRAL)


La continuidad del uruguayo en el banco del Canalla se sostenía únicamente por la ilusión de ganar la Copa Argentina, ya que en la Superliga su equipo no había logrado ni un triunfo. Por eso, minutos después de perder por penales ante Atlético Tucumán en la semifinal, anunció su salida.


DIEGO COCCA (RACING)


El técnico que logró ser campeón con Racing en 2014 y que decidió regresar al club de Avellaneda en diciembre de 2016 dejó la Academia después de haber quedado eliminado en cuartos de final de la Copa Sudamericana ante Libertad y tras haber caído por 1-0 en el clásico frente a Independiente con un jugador más durante todo el segundo tiempo. En la Superliga sumó 12 puntos de 30 disputados.


WALTER COYETTE (CHACARITA)


Después de la derrota 2-0 ante Olimpo por la fecha 11 de la Superliga, Coyette anunció en sus redes sociales que dejó de ser el técnico del Funebrero, donde consiguió apenas seis puntos de los 33 disputados en el campeonato.


MAURICIO LARRIERA (GODOY CRUZ)


El Tomba no estaba realizando una mala campaña, pero su balance no fue positivo y presentó la renuncia, aceptada rápidamente por la dirigencia.


HUMBERTO GRONDONA (ARSENAL)


Se terminó la era Grondona DT en el Arse, donde su padre fue el fundador y su hermano es el presidente. Luego de una paupérrima campaña, donde incluso renunció pero volvió al cargo, esta vez el adiós de Humbertito es definitivo luego del último partido del 2017.


JORGE ALMIRÓN (LANÚS)


Lógicamente este caso es distinto al resto, porque nada tienen que ver los resultados. Pero la derrota en la final de la Copa Libertadores ante Gremio colaboró para tomar la decisión, por el desgaste producido luego de dos temporadas exitosas en el Granate.


RICARDO CARUSO LOMBARDI (TIGRE)


Cuando todavía faltaban dos fechas para terminar el año, el Tano anunció que no seguiría en el Matador en el 2018. Fue su tercer ciclo en el club donde es ídolo con apenas 8 puntos en 12 fechas.


RUBÉN FORESTELLO (OLIMPO)


Tras la derrota contra Patronato por la fecha 12 de la Superliga y en medio de una interna dirigencial, el Yagui decidió renunciar a su cargo en el conjunto de Bahía Blanca.


MARIANO SOSO (GIMNASIA)


Fue la sorpresa de fin de año en La Plata: luego de dos reuniones con la dirigencia, donde le plantearon la imposibilidad de sumar refuerzos en el mercado de verano por la severa crisis económica del Lobo, el rosarino decidió dar un paso al costado.


JUAN MANUEL LLOP (NEWELL'S)


El técnico asumió su segundo ciclo en La Lepra y después de 16 encuentros en los que cosechó 8 derrotas, 4 empates y 4 triunfos fue despedido por la dirigencia rosarina, según él mismo declaró. Fue el primero en dejar su cargo en 2018.


NÉSTOR GOROSITO (SAN MARTÍN DE SAN JUAN)


Pipo renunció sorpresivamente luego de vencer por 3-0 a Gimnasia de La Plata. La mala racha durante 2018 lo condenó, ya que la victoria ante el Lobo fue la primera en el año, en el que habían acumulado sólo dos puntos de 21. En total, en la Superliga, ganó 7, empató 4 y perdió 9.


FACUNDO SAVA (GIMNASIA)


Luego de perder ante Talleres y a dos fechas del final de la Superliga, el Colorado abondonó su cargo y explicó: "No digo todos, pero la mayoría de los jugadores dejó todo adentro de la cancha". Picante. 


LEONARDO FERNÁNDEZ (ROSARIO CENTRAL)


 

Luego de la derrota frente a Defensa y Justicia, el DT decidió dar un paso al costado. "Lo hacemos por el bien de Central. Las disculpas al hincha, que siempre nos ha apoyado. Los jugadores siempre dejaron todo dentro del campo de juego con virtudes y errores. Esto es fútbol y a veces las cosas no salen". José Chamot y Cristian 'Kily' González lo reemplazarían de manera interina.


CHRISTIAN BASSEDAS (OLIMPO)


A sólo dos fechas del final de la Superliga y con el Aurinegro ya condenado al descenso, Bassedas acordó su salida con la dirigencia bahiense; sólo había logrado cosechar 4 puntos sobre 39 posibles.


LUCAS BERNARDI (ESTUDIANTES)


La derrota como local ante Racing puso punto final al ciclo del DT en el Pincha. Más allá de mantener chances matemáticas de avanzar a octavos de final en la Copa Libertadores, había ganado solamente un partido de los últimos nueve y los insultos de los hinchas, que le reprochaban su filosofía futbolística lejana a la de la historia Pincha, terminaron por motivar su salida.