Noticias En vivo
Boca Juniors

Prueba superada: el "invento" de Alfaro que Gallardo no pudo descifrar

6:12 p. m. COT 1/09/19
River Boca Alfaro Gallardo 10919
El DT decidió no poner a Tevez para armar un extraño mediocampo que le funcionó bien en defensa, pero no en ataque. ¿Repetirá este sistema en la copa?

Gustavo Alfaro vio el partido entre Talleres y River en el Hotel Madero y le cayó la ficha: el Superclásico tenía que ir por ahí. Alexander Medina sorprendió a Marcelo Gallardo, una tarea siempre titánica, con un esquema que el Lechuga intentó emular una semana más tarde y que, otra vez, al Muñeco le costó resolver.

El "invento", claro, tuvo un costo que fue la salida de Carlos Tevez. El Apache fue la víctima de un planteo táctico que no podía llevarse adelante con él en cancha y debió esperar en el banco. Así, el experimento fue poner dos líneas de cuatro con un volante de marca entre medio. Un 4-1-4-1 que, ante la adversidad de las lesiones, debió reformarse con algunos improvistos en zonas trascendentes de la cancha.

La idea funcionó en la contención. Iván Marcone ganó la pulseada en el medio y entre él, Nicolás Capaldo y Daniele De Rossi anularon la creación del conjunto local. Ni Nacho Fernández, ni Enzo Pérez, ni Exequiel Palacios pudieron imponer su juego y los de Gallardo terminaron apostando más bien al vértigo de Nicolás De La Cruz, algo con lo que tampoco fue contundente. Algunas buenas aproximaciones, una llegada clara en el segundo tiempo en los pies de Santos Borré, y poco más. Además, no sufrió, salvo en el inicio del complemento, la alta presión que suele activar el Millonario.

La "mezquindad" -como la definieron los futbolistas de River- apareció en la feceta ofensiva. Con Franco Soldano volanteando por izquierda y Jan Hurtado desconectado del resto de sus compañeros, el Xeneize generó poco, por no decir nada, y solo pudo agarrar la pelota cuando aparecía Alexis Mac Allister. ¿Podría haber sido diferente con Eduardo Salvio y Wanchope Ábila? Posible, mas incomprobable. No poder sostener la posesión lejos del arco propio, sin embargo, fue la principal falencia del visitante y lo que llevó a que tenga que defenderse cerca del área propia.

"Era una manera de medirnos, de ver lo que tenemos, lo que no y lo que debemos mejorar para lo que se viene en semifinales de Libertadores", reconoció Alfaro y dejó entrever que podría repetir el esquema en octubre. ¿Alcanzará con solo sorprender?