Noticias En vivo
México

Cuáles serán los pros y contras del Mundial 2026 con 48 países

4:04 p. m. COT 22/05/19
Infantino
La FIFA amplió 16 plazas para el certamen que se efectuará en México, Estados Unidos y Canadá.

Es oficial: la Copa del Mundo de 2026 ya tiene sede, el torneo que será recordado por ser el primero con 48 selecciones participantes, lo cual ya es motivo de polémica en todo el orbe.

TODA LA GUÍA DEL MUNDIAL DE MÉXICO, EU Y CANADÁ

Aquí te dejamos tres cosas negativas y, sí, también algunas positivas que traería dicha decisión de la FIFA.


ELIMINATORIAS POCO COMPETITIVAS, PERO MÁS JUSTAS 


En teoría, el nivel futbolístico en las eliminatorias disminuiría su calidad, al menos en Conmebol, donde se torna más parejo y competitivo el formato. Si pasan al Mundial los que suelen estar presentes (Brasil, Argentina y Uruguay), ahora sería más fácil para ellos con seis plazas a disposición, aunque el abanico se abre para otras selecciones sudamericanas como Perú, Ecuador, Venezuela y Bolivia, que, generalmente, cumplen su papel de 'animadores' en el proceso eliminatorio.


DISPARIDAD EN PRIMERA RONDA


Aunque pueda resultar asombrosa una justa ecuménica con más participantes, su primera ronda rozaría el 'espectáculo' por las goleadas de potencias a equipos que no figuran en el mapa futbolístico o por partidos 'infumables' entre dos selecciones de tercer mundo, dicho sea con todo respeto, lejos de ver duelos parejos y ricos en lo táctico. Bajo ese contexto, bien podríamos ver resultados de 8-0, tal como el que Alemania le endosó a Arabia Saudita en la primera ronda de Corea-Japón 2002, o bien, un Trinidad y Tobago vs. Sierra Leona.


REPARTICIÓN INJUSTA DE LAS PLAZAS


Si bien Oceanía tiene, bajo el formato actual, medio boleto y un subsecuente repechaje, sigue siendo injusto que con las modificaciones nada más aspire a tener un equipo de su confederación, presumiblemente, Nueva Zelanda. Mientras que otras federaciones tendrían un mínimo de seis escuadras. No obstante, la palabra Mundial cobraría vigencia, porque ni en Brasil 2014 ni en Rusia 2018 hubo oncena de dicha zona.


NEGOCIO REDONDO


Es lo más fácil de ver, pero hay que ahondar en que para la FIFA y el país anfitrión, el negocio y la derrama económica sería sobresaliente; no sólo por lo que implica un evento de esta envergadura, sino porque además tendría mayor duración, lo cual se transforma en más 'plata', derivada de publicidad, contratos, televisión, etcétera.


INFRAESTRUCTURA PARA PAÍSES POCO DESARROLLADOS


De la mano del dinero que generaría el ente rector del balompié, también habría beneficios para conjuntos 'chicos' y que con avanzar al Mundial recibirían ingresos, mismos que con buenas adminstraciones, podrían ocupar para el desarrollo de sus ligas y futbol.


MÁS ESTRELLAS Y SELECCIONES CARISMÁTICAS


Ver a más naciones en un torneo mundialista implica más emociones. No nada más de ver a algunas figuras que luego no alcanzan a llegar al Mundial con sus países, sino porque selecciones carismáticas como Jamaica, esas que caen bien a la mayoría, tendrían más posibilidades de alcanzar el sueño de clasificar.