Noticias En vivo
UEFA Champions League

Por qué el regreso de Heynckes confirma que el Bayern está estancado en el pasado

12:55 p. m. COT 16/10/17
Jupp Heynckes Pep Guardiola Split
El equipo alemán ha pulsado el boton de reinicio y desanda el camino tras la revolución que supuso la llegada de Guardiola.

Kevin De Bruyne podría haber estado jugando para el Bayern de Múnich en su victoria por 5-0 ante el Friburgo en la Bundesliga del pasado sábado, si hubieran estado dispuestos a igualar el precio que pedía el Wolfsburgo en el verano de 2015.

El corazón de De Bruyne deseaba eso, su agente Patrick De Koster lo confirmó en SportFootMagazine el año pasado, pero el Bayern no cedió y su oferte más alta fue de 50 millones de euros.

Tomaría mucho tiempo enumerar todas las formas en que De Bruyne fue efectivo para el City en su demoledor 7-2 ante el Stoke City el pasado fin de semana.

Guardiola odia elogiar a un jugador por encima de los demás, al menos en su análisis público, pero incluso él tenía una sonrisa en su rostro al describir la actuación de De Bruyne. Pep podría haberlo entrenando en el Allianz Arena pero, al igual que con Thiago, habría tenido que despedirse de De Bruyne cuando se fue al City.

El Thiago que firmó el Bayern vivía una situación excepcional, ya que su precio había caído sensiblemente por una cláusula de su contrato pero sin esa rebaja parecía complicado que hubiera recalado en el Allianz Arena. Por suerte para el City, el Bayern está atrapado en sus costumbres. Son un súper club pero se están quedando atrás.

El Bayern no pudo fichar a De Bruyne, ni tampoco retener a Toni Kroos mejorándole el contrato e inlcuso Robert Lewandowski ha criticado la políticas de fichajes, que a sus ojos les está costando quedarse detrás del PSG y los grandes de la Premier League. Sabía que lo que el Bayern tenía no era suficiente. El PSG luego demostró ganándoles 4-0.

Es posible que haya habido problemas con los métodos de entrenar de Carlo Ancelotti, pero un solo hombre no debería llevar el peso por su reciente negligencia general. Y así fue como Rummenigge y Hoeness se volvieron otra vez a apostar por Jupp Heynckes.

A los 72 años, Jupp es el tercer hombre más viejo en hacerse cargo de un equipo de la Bundesliga. Su equipo hizo cinco tantos contra el Friburgo, pero es difícil evitar la sensación de que Bayern ha dado un paso atrás con su fichaje. Sería como si el Manchester United volviera a contratar a Sir Alex Ferguson.

En cambio, el Bayern optó por presionar el botón de reinicio cuando se fue Guardiola; recurriendo a Ancelotti  y ahora están en el mismo lugar donde empezaron.

Heynckes no pudo haber elegido más supervivientes de su equipo de 2013 el sábado para su regreso.. Alineó a Jerome Boateng, David Alaba, Javi Martínez, Arjen Robben y Thomas Muller en el once inicial. Manuel Neuer y Franck Ribery estaban lesionados, pero podemos suponer que podrían haber jugado también.

El Bayern quiere ser el de 2013 pero en términos futbolísticos ya ha pasado toda una vida desde entonces. El City, el Madrid, el Barcelona o el Paris Saint-Germain parecen estar por delante como aspirantes a la Champions League. Rummenigge y Hoeness están nuevamente apoyados en su red de viejos amigos para tapar sus decisiones erróneas.

Heynckes es el hombre del pasado. En lugar de tener un sucesor genuino para Guardiola y un jugador como De Bruyne están tratando desesperadamente de volver a encender el fuego que los llevó a la gloria en 2013.