Noticias En vivo
LaLiga

¿Por qué el Real Madrid gana más fuera que en casa?

1:00 p. m. COT 23/09/17
Real Madrid Vs Alaves
Los merengues vencieron en sus tres partidos como visitantes pero aún no ha ganado en LaLiga en el Santiago Bernabéu.

El Real Madrid no ha empezado de la mejor forma posible LaLiga y sólo sumar 11 puntos de los 18 posibles tras no ganar ninguno de sus tres partidos como local ante el Valencia, el Levante y el Real Betis.

Todas las noticias del Real Madrid

El equipo de Zinedine Zidane lo ganó todo como visitante pero no sumó ningún triunfo en el Santiago Bernabéu, una situación extraña que tiene diversos motivos que la explican:


 La relajación del Bernabéu


El equipo de Zinedine Zidane recibió a dos equipos contra los que a priori era muy favorito como son el Levante y el Betis y su victoria se daba por segura, eso pudo crear un clima de relajación que pudo transmitir incluso Zidane cuando admitió que no conocía a la plantilla del equipo verdiblanco. Sin embargo, los valencianos y los béticos han empezado muy bien con pegada y seguridad defensiva y con eso sorprendieron al Madrid.


La falta de puntería 


Como local, el Madrid acumula ya 60 tiros pero eso sólo le ha servido para marcar tres goles en tres partidos. Benzema y Bale ante el Valencia, el galés ante el Levante y Cristiano Ronaldo ante el Betis tuvieron el punto de mira desviado y se encontraron con grandes actuaciones de los porteros.

Mucho se escribió de la pegada del Madrid el año pasado pero este curso la perdió en casa, mientras que en Anoeta sólo necesitó cuatro tiros a puerta para hacer tres goles.


La presión de la afición


El Bernabéu exige ganar y convencer y en el arranque de este curso. La afición ha llegado a estar incluso un poco crispada con algunos jugadores que han recibido pitadas como Benzema y Bale y con una absurda batalla contra los árbitros, que en líneas generales no han perjudicado a los merengues.


Eficacia a la contra


Goles como el de Gareth Bale ante la Real Sociedad evidencian que el Madrid hace más daño cuando tiene espacios para correr y salir a la contra. Sus tres rivales en el Bernabéu defendieron con mucho orden, eligieron los momentos en los que atacar y casi no concedieron contras. El Madrid tiró 60 veces pero pocas veces llegó con la claridad con la que llega fuera de casa jugando con espacios.