Noticias En vivo
Barcelona

Por qué el Barcelona empieza LaLiga jugando el viernes contra el Athletic Club

11:04 a. m. COT 15/08/19
TER STEGEN ATHLETIC CLUB BARCELONA LALIGA
Los catalanes visitan el Nuevo San Mamés en el primer partido del campeonato.

El FC Barcelona jugará este viernes su primer partido en el campeonato de LaLiga 2019/20. Un día extraño para el equipo azulgrana y que improbablemente vuelva a darse a lo largo del curso, pero ahí estarán los catalanes, abriendo el certamen nacional visitando al Athletic Club de Bilbao. En ese sentido, más de un aficionado se preguntará por qué le toca a los culés jugar este día tan impropio para ellos.

No te pierdas a Mou, CR7 y Neymar, The Making Of, en exclusiva por DAZN. ¡Suscríbete ahora, tienes un mes de prueba gratis!

Teniendo en cuenta que el Barcelona (como el Real Madrid, el Valencia y el Atlético de Madrid) disputará la Champions League los martes y los miércoles, LaLiga ha aprovechado para ponerlos a jugar un viernes en esta época del año, en la que todavía no ha empezado el torneo continental.

Mira el calendario completo del Barcelona en la temporada 2019/20

La idea era colocar un partido que fuera atractivo para todo el mundo, algo que estaría garantizado con Leo Messi, Antoine Griezmann y compañía (la fecha estaba establecida antes de los problemas físicos del genio rosarino). En este punto cabe aclarar que el Barcelona no abrirá LaLiga por ser el campeón vigente, algo que no es tradición en España y que sí es habitual en otros países, sino por una elección puntual de la organización. Es decir, también podrían haber puesto el Celta-Real Madrid o el Atlético-Getafe.

Sobre el hecho de jugar el viernes fue consultado Ernesto Valverde, entrenador del Barcelona, en la rueda de prensa ofrecida este jueves. "Me parece increíble la guerra de los horarios, que la RFEF y la LFP estén metidas en este lío de una manera constante y que no se haya solucionado deja la imagen un poco tocada, no tenemos ningún problema en jugar los viernes", empezó diciendo.

"Sé que los lunes es un problema para las aficiones, pero los clubes se benefician de ello. Mi primer año con el Athletic, nos pusieron partidos los lunes y nos quejábamos permanemente. Eran horarios estratosféricos, pero ganábamos y entramos en la Champions, así que dejamos de quejarnos", recordó.