Noticias En vivo
Barcelona

Piqué recuerda por qué el Espanyol es su rival favorito

12:06 p. m. COT 4/02/18
Espanyol Barcelona LaLiga
El central empata 'in extremis' el gol inicial de Gerard Moreno gracias a su sexto gol ante el cuadro blanquiazul, el rival que más le ha sufrido.


EDITORIAL

El fútbol suele tener estas cosas. Porque fue Gerard Piqué, el jugador barcelonista más despreciado en años por la afición del Espanyol, quien salvó al Barcelona de otra derrota a domicilio del rival ciudadano. El central estaba en el punto de mira de los seguidores 'pericos' desde que hace diez días despreciara al club blanquiazul asegurando que "son un club de Cornellà, no de Barcelona" y recibió incansables pitos cada vez que intervino en el juego. Sin duda, el catalán se reservó para hablar donde más duele, dentro del terreno de juego.

Porque el Barcelona sufrió de lo lindo en el derbi. "Cuando empiezas a pensar más allá del próximo partido es cuando empiezas a perder" ha advertido Ernesto Valverde en ocasiones y la visita al Espanyol no hizo más que reforzar esta hipótesis. El 'txingurri', quien no esconde que la prioridad del equipo es la Liga, aprovechó el tropiezo del Real Madrid y la comodísima ventaja en el campeonato doméstico para dar descanso a parte de la plana mayor del equipo, con Leo Messi a la cabeza y el Barcelona no logró traducir su creciente dominio en ningún gol.

EN VIVO tras el empate in extremis en el derbi

Posted by Ignasi Oliva Gispert · Goal on domingo, 4 de febrero de 2018

Y ello a pesar de que la ausencia de Messi permitió que Andrés Iniesta y Philippe Coutinho pudieran compartir el lado izquierdo y combinar en un palmo de terreno como les gusta. El manchego se hizo amo y señor del partido desde el principio, siendo el único capaz de conectar con Luis Suárez y Paco Alcácer. Pero las mejores ocasiones fueron del Espanyol, arrastrado por un Gerard Moreno que estuvo en todas partes y no falló a la cita con el centro que le sirvió Sergio García desde la banda derecha y que estableció el 1 a 0 tras el testarazo del centrocampista catalán.

Messi hacía ocho minutos que había ingresado en el terreno de juego pero en los treinta y dos minutos que gozó no llegó a rematar ante Diego López ni una sola vez y aun pensando en que el rosarino "necesita descanso" tal y como explicó el técnico asistente barcelonista, Jon Aspiazu, a BeIn antes del partido, finalmente fue Piqué quien devolvió el cabezazo de su tocayo blanquiazul para poner el empate, establecer un nuevo techo de imbatibilidad en Liga y arrancar la ira de una grada que no le perdona, entre otras muchas cosas, ser su equipo favorito, el que se ha llevado más goles de su parte. Estas cosas son las que hacen grande el fútbol.