Ni River ni Boca se merecen ser campeones así

Comentarios()
Getty
La Conmebol debería declarar desierto el título de campeón de la Copa Libertadores tras los incidentes del sábado.

OPINIÓN

Lo que apuntaba ser una fiesta del fútbol acabó con incidentes, jugadores heridos y pelotas de goma en las calles. La final debería quedar aplazada sin día de disputa y la Conmebol debería plantearse declarar desierto el título de la Copa Libertadores 2018 porque ni Boca ni River se merecen ser campeones así.

Cerrar