Ni Lopetegui ni Solari: El problema del Real Madrid es la plantilla

Comentarios()
La política de apostar por fichajes jóvenes funcionó por un tiempo, pero la base veterana ha decaído y el Madrid necesita refuerzos que aporten hoy.

Perdió el Real Madrid en casa, suma apenas un punto en dos partidos en 2019 y LaLiga está casi tan perdida hoy como lo estaba en enero la temporada pasada. Santiago Solari hace dos meses generaba ilusión. Hoy ya hay quienes esperan su pronta marcha.

Lo mismo le pasó a Julen Lopetegui a principios del ciclo. Buenos resultados y optimismo, luego un estrepitoso derrumbe en un par de meses. Se fue Lopetegui y quizá se vaya Solari antes del verano, pero el problema no era ni uno ni otro.. Es el material con el que cuentan.

Hace años que el Madrid cambió la política de fichar al jugador más caro del momento y decidió apostar por jugadores jóvenes con gran potencial. Por un tiempo funcionó, mientras la base titular estaba a tope y los jóvenes funcionaban como cuadro B para aligerar la carga de partidos.

Pero a la base parecen haberla alcanzado los años esta temporada, o simplemente se le terminó el hambre después de tres títulos de la Champions y numerosos logros más colectivos e individuales. Lo cierto es que hoy Luka Modric, Marcelo, Toni Kroos, Gareth Bale o Karim Benzemá no son lo que fueron.

Mientras tanto, ninguno de los jóvenes ha dado el auténtico estirón que el club necesita. Marco Asensio brilló como relevo pero quizá era demasiado esperar que tomara un rol de figura tan pronto. Isco Alarcón está más cerca de la puerta de salida que de volver al once titular. A Vinicius Junior le faltan años.

Y por supuesto, el gigantesco elefante en la habitación: la salida de Cristiano Ronaldo, el hombre que tantos partidos rescató en los últimos años. Por más que el club y muchos aficionados se esmeraran en minimizarla, fue una baja que dejó un hueco gigantesco en el equipo.

Es muy difícil reemplazar 50 goles por temporada, pero es que además el Madrid ni siquiera lo intentó. Prefirió darse el capricho de fichar un portero que no necesitaba y se conformó con recuperar a un delantero al que apenas un año antes había descartado.

El equipo confirmó la llegada de Brahim Díaz desde el Manchester City minutos después de la derrota ante la Real Sociedad, pero esto poco hará para corregir los males que lo aquejan. El Santiago Bernabéu no puede esperar más. El Real Madrid necesita urgentemente a su siguiente galáctico, sea Eden Hazard, Harry Kane o Kylian Mbappe.

El problema del Real Madrid es la plantilla. Y el responsable de arreglar ese problema, como de haberlo causado, es Florentino Pérez.

Cerrar