Noticias En vivo
Serie A

En Nápoles temen que Lozano sea otro Eduardo Vargas

3:07 p. m. COT 30/10/19
Hirving Lozano Napoli 301019
Desde su debut goleador contra la Juventus, el mexicano ha pasado desapercibido desde entonces.

En el Nápoles existe un miedo muy grande: que la contratación de Hirving Lozano se parezca a la de Eduardo Vargas, calificado como la peor en la historia del club tanto por los fanáticos como los medios de comunicación. Actuaciones como las que tuvo contra el Atalanta, aunque mejoró, no ayudan a levantar su imagen.

"De 'paquetes' como Lozano recuerdo algunos en el Napoli por culpa (del dueño AurelioDe Laurentiis. Solo Edu Vargas me parece peor. Ancelotti también debe haber explicaciones para esta compra loca", fue una de las críticas tras el encuentro por la Serie A válido por la Jornada 10.

Las palabras de los tifosi incluso han encontrado eco en exdirectivos como Enrico Fedele, otrora gerente deportivo de los Azzurri y representante de los hermanos Fabio y Paolo Cannavaro.

"Pudieron adaptarse (al futbol italiano) hombres como Gonzalo Higuaín y José Callejón, y vinieron de La Liga. Mientras que Lozano viene de Holanda, donde hay dos equipos (Ajax y PSV) y el resto no existe. Por provocar comparé a Lozano con Vargas, pero el chileno al menos tenía velocidad; al mexicano pora ahora no se la hemos visto".

"Hirving nos fue presentado como un nuevo Ezequiel Lavezzi, pero si los pusieramos a correr, Lozano quedaría tercero. El chileno sufrió con el clima: hasta el viento le daba resfriados, estaba sin fuerzas. Lavezzi y Vargas eran rápidos y fuertes. Lozano es rápido, no fuerte. No tiene una turbina, en el uno contra uno nunca gana", exclamó en diálogo con Marte Sport Live.

El chileno llegó al Partenopei para el mercado invernal del 2012 a cambio de 17.5 millones de dólares —Chucky posee el récord con 42 miilones de euros—, después de ser figura en la U de Chile y consagrarse campeón en la Copa Sudamericana 2011. Tardó 9 meses en meter sus primeros goles (un triplete) y nunca tuvo continuidad, por lo que tuvo que ser cedido al Gremio, Valencia y el QPR, donde tampoco se consolidó.