Noticias En vivo
Opinión

Modric, Balón de Oro también en rueda de prensa

6:11 a. m. COT 5/03/19
MODRIC REAL MADRID
El croata repartió responsabilidades en la crisis del Real Madrid con un discurso cargado de sensatez y autocrítica.

OPINIÓN
Cuando habla, conviene escucharle. No porta el brazalete, pero es uno de los pesos pesados del vestuario. Entre otras cosas, porque siempre se expresa con una franqueza inusual en este mundo de apariencias. Y este lunes, Luka Modric volvió a demostrarlo desde una rueda de prensa: se ganó el Balón de Oro a la comparecencia estrella del año en el Real Madrid. En uno de los momentos más difíciles de la temporada, el ‘10’ firmó un ‘speech’ sincero y cargado de autocrítica, sin importar el lugar hacia el que apuntar: disparó hacia arriba, pero también hacia los lados. Esto es, al club y al vestuario. Incluso se puso el cañón en su propia sien también. Y lo hizo con la misma cara de no haber roto un plato en su vida que tiene sobre el césped al recortar un rival o al marcar un gol. El rostro de la naturalidad y de la sinceridad. 

Real Madrid vs. Ajax: cuándo es, posibles alineaciones y como verlo

Por eso hay que escucharle con atención. Porque sus palabras no vienen desde el rencor ni desde un interés oculto buscando influenciar a no sé qué actor. No lo parece. Y de ahí también la sensatez que encierran. ¿Es cierto que hay jugadores que tenían que haber dado un paso adelante? Sí. ¿Es cierto que la planificación deportiva ha fallado en cuanto a la apuesta para suplir a Cristiano Ronaldo? También. ¿Es cierto que si Modric hubiera estado toda la temporada con su nivel actual, la situación podría haber sido diferente? Claro. ¿Es cierto que Bale tiene que trabajar más? Obvio. ¿Y que se olvida pronto lo que se ha ganado y lo que se ha dado al club? Por supuesto. 

Una respuesta tras otra, el croata fue desmontando clichés y tapando trincheras. Repartiendo responsabilidades con la misma armonía que reparte el juego sobre el césped. No es fácil comportarse así en estas situaciones. Por eso escasean comparecencias lapidarias como la de Modric este lunes. Con ella en el bolsillo, sólo cabe sacarle todo el jugo posible. Los foráneos, por conocer el verdadero estado de la situación madridista, alejado de ruidos externos. Y los aludidos, por enmendar la plana. Si lo dice un Balón de Oro…