Millonarios ganó en Cali y se encamina a la final

El grupo B, el 'de la muerte', que en la previa de las semifinales parecía iba a ser el más apretado o prolongado en su definición, quedó en un alto porcentaje a favor de Millonarios tras el triunfo ante América en Cali. Incluso, el sábado en caso de una victoria Embajadora y un triunfo Poderoso ante Chicó, todo quedaría sentenciado positivamente para los de Gamero.

Por eso en los Cuadrangulares la prioridad termina siendo ganar antes que jugar bien o ser dominador. Las características que hicieron de Millonarios un equipo sólido a lo largo del Todos contra Todos no han sido tan predominantes en las primeras tres fechas, sin embargo con una alta efectividad y manteniendo las bases, los capitalinos han sabido sacar los resultados necesarios para estar hoy a un paso de la final.

Intentando dejar de lado las polémicas arbitrales que afectaron a ambos a lo largo del primer tiempo, la principal virtud del Albiazul fue saber aguantar el furioso ataque Escarlata. Algunas veces con creación y buen juego colectivo, otras ligadas a las individualidades y otras tantas al como fuera, América deambuló entre la lucidez y el desespero a la hora de buscar por lo menos el empate. Par colmo, Suárez no aprovechó el penal y significó otro duro golpe al equipo.

Cuando Millonarios se hizo corto entre sus líneas, se defendió en su campo sin verse acorralado y entendió como desactivar a Quintero con sus volantes de marca, América perdió capacidad de hacer daño y le facilitó el trabajo a la visita. Eso sumado a que Gamero también tocó el equipo oportunamente, recomponiendo la defensa con Bertel, el medio con Pereira y manteniendo amenazas en ataque con Uribe y Guerra. Un segundo tiempo muy redondo para cerrar el partido con tranquilidad y sin angustias para llegar más que motivado al Campín para buscar dar el último golpe certero.

Anuncios